Logo Soy Carmin
Si tu hijo ve el celular acostado, antes de dormir, podría sufrir trastornos del sueño
Buena Vida

Si tu hijo ve el celular acostado, antes de dormir, podría sufrir trastornos del sueño

La falta de sueño también genera consecuencias inmediatas, digamos en cadena, porque la persona presentará cansancio y falta de concentración

Por: Patricia Zavala Jiménez

Si tu hijo ve el celular acostado, antes de dormir, podría sufrir trastornos del sueño(PEXELS)

Si tu hijo ve el celular acostado, antes de dormir, podría sufrir trastornos del sueño | PEXELS

Si tu hijo ve el celular acostado, antes de dormir, podría sufrir trastornos del sueño.  Antes de que se recueste asegúrate que tu hijo no tenga el celular en su habitación o que permanezca apagado; no es que esté mal que le eche un último vistazo a su perfil de Instagram, le envíe un mensaje de buenas noches a sus amigos o simplemente quiera ver Twitter para ver las tendencias.

Lo que resulta un mal hábito es que se recueste en la cama con todo y móvil, con la luz apaga antes de dormir. El motivo es que afecta la calidad de sueño. La principal razón, es la luz azul que desprenden estos dispositivos.

TE PUEDE INTERESAR: Cinco planetas se alinean en el cielo durante junio por primera vez en 18 años

De acuerdo con el estudio Influencia de las nuevas tecnologías en los hábitos de sueño de la población adolescente, realizado por el Servicio de Neumología del hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan, concluye que la exposición a demasiada luz nocturna puede afectar al reloj del cerebro y la producción de melatonina (hormona del sueño) provocando despertares nocturnos e insomnio.

La falta de sueño también genera consecuencias inmediatas, digamos en cadena, porque la persona presentará cansancio y falta de concentración, pero además a largo plazo aumenta la probabilidad de desarrollar problemas de salud como la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardiacas.

PEXELS

Por esta razón, es fundamental que los hijos adolescentes tengan un buen descanso. Esto además provoca que todos los días exista el conflicto de que aún no quieren dormir porque no tienen sueño, pero el problema se acentúa a la mañana siguiente porque no quieren levantarse.

De acuerdo con un estudio del Servicio de Neumología de España estudió a 244 adolescentes de entre 12 y 18 años. De esta cifra un tercio de estos jóvenes presentan trastornos en el sueño, siendo significativamente más frecuentes en mujeres al alcanzar un 44,7 por ciento, mientras que en hombres el 28.8 por ciento.

La razón es que el 80 por ciento de los adolescentes consulta el teléfono móvil antes de acostarse. Pero este mal hábito es más común entre las chicas. De hecho, son ellas en mayor proporción las que acceden a estos dispositivos electrónicos a oscuras y una vez acostadas.

Este estudio compara el uso del teléfono móvil acostado y sin luz, con otros hábitos no saludables, como un consumo elevado de alcohol, debido a que ambos duplican el riesgo de sufrir estos trastornos.

La especialista Eugenia Núñez, una de las autoras del trabajo, explica que “acceder a dispositivos electrónicos por la noche no sólo retrasa la hora de comenzar a dormir, sino que también prolonga la estancia de los jóvenes en sus dormitorios y provoca un sedentarismo que incide, asimismo, de forma negativa en su descanso".

Por lo tanto, esta práctica se vuelve un círculo vicioso al provocar que se vayan a dormir mucho más tarde y padezcan somnolencia durante el día siguiente. Los especialistas recomiendan que se dejen los celulares apagados antes de ir a la cama para mejorar la calidad y cantidad del sueño.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Patricia Zavala Jiménez

A lo largo de 15 años de ejercer el periodismo he aprendido a escuchar e involucrarme con la gente, además me ha permitido conocer lugares y contar historias que en muchas ocasiones permanecen en el olvido. Siempre he dicho que esta carrera te permite conocer un poco o mucho de todo: por la mañana puedes cubrir una conferencia de prensa con políticos, por la tarde una marcha y por la noche ir a un cóctel o alfombra roja con las estrellas.

Ver más

Comentarios