Buena Vida

Sí, soy feminista; una mujer que se ama y reconoce

Vivo la libertad que me permite decidir cómo lucir, cómo pensar y cómo sentir. 

Por: Ana Izabal

tumblr.com

tumblr.com

Llevo los pantalones bien puestos y a la vez unos labios coloridos que acompaño con un par de tacones. Soy todo lo que quiero, simplemente porque puedo y MEREZCO serlo. 

Sí, me considero una feminista y no significa que repudie la idea romántica del amor, la compañía cálida de un compañero, ni mucho menos la posibilidad de ser fuerte pero a la vez delicada. 

Soy feminista por el simple hecho de que ME RECONOZCO y por consiguiente, me amo. Los retos no me dan miedo, sé de lo que soy capaz y me lanzo por mis sueños como un felino feroz. Y sin embargo, estoy consciente de mis limitaciones y lucho día a día por superarlas, no para demostrar que soy mejor que otros, sino para demostrarme a mi misma que estoy aquí en la tierra para cumplir con el propósito de la existencia: ser feliz, ser de ayuda, ser humana. 

Puedo ser tan ruda como sea necesario y a la vez tan sensual y delicada como la ocasión lo requiera; amo a los hombres, porque tengo un padre y un hermano, un mejor amigo y un amor muy clavado en mi corazón. No hay necesidad de sentirse inferior cuando sabes pisar fuerte y hacer que tu voz retumbe hasta el último rincón. No tengo cadenas, sino lazos fuertes.  

Ser una mujer libre es por el contrario a lo que muchos piensan, una responsabilidad demasiado grande y poderosa que no debe ser tomada a la ligera. La libertad no es ir por la vida quemando barcas en alta mar, sino construyendo puentes entre individuos. 

Por eso creo que la inteligencia y la belleza son hermanas de un mismo vientre. 

Soy feminista porque sé que tengo la capacidad para DECIDIR. Soy perfectamente capaz de determinar cómo quiero lucir, cómo quiero pensar y cómo quiero sentir y lo más importante, cómo quiero vivir. 

Ser una mujer es llevar la fuerza del amor dentro de nosotras, no las garras del odio ni la división. Ser una mujer fuerte no es ir destrozando corazones por la vida, sino curando almas y ofreciendo una mano amiga en tiempos difíciles. 

Esto te puede gustar:  

 

Temas

  • Buena Vida
  • Mujeres
  • Pensamientos
  • Feminismo

Comentarios

Te puede interesar