Logo Soy Carmin
Ser una rebelde en el amor te hará mucho más feliz, te decimos cómo
Buena Vida

Ser una rebelde en el amor te hará mucho más feliz, te decimos cómo

Una relación de pareja satisfactoria es aquella en la que cada uno de sus integrantes, tiene una actitud de rebeldía y preocupación por sus intereses; hoy te explicamos sobre esto

Por: Nancy Villarreal

Ser una rebelde en el amor te hará mucho más feliz, te decimos cómo(Especial Pexels)

Ser una rebelde en el amor te hará mucho más feliz, te decimos cómo | Especial Pexels

Al amor lo rodean muchos mitos y creencias que, si los seguimos al pie de la letra y nos fiamos, te van a limitar mucho en el disfrute de las relaciones y de la vida misma. Algunos de ellos son, por ejemplo: que el amor todo lo sana; que solo las relaciones a largo plazo alcanzan una intimidad verdadera; o bien, que estamos destinadas a estar solo con una persona y que el amor no debe ser rebelde, sino desinteresado.

La realidad es que las relaciones tanto amorosas, como de otra naturaleza, son una oportunidad para el crecimiento personal, aunque nos falta mucho para verlas de ese modo. Esta nueva entrega estará enfocada en demostrar que dentro de una relación romántica, no debe ser totalmente desinteresada y que sí debemos procurar y cuidar nuestra satisfacción. 

Concentrarse en una misma puede ser visto como un gesto de egoísmo a veces, pero seamos honestas, ser demasiado condescendiente y complaciente a veces puede provocar que se nos vea como presa fácil de la manipulación y el abuso. Una relación de pareja debe satisfacer a ambas partes y esa idea debe ser defendida. 

Puedes leer: Es bueno o malo conocer el pasado íntimo de nuestra pareja

En este punto, se debe aprender a distinguir entre compartirnos a nosotras mismas y lo que somos, y perder nuestra identidad con tal de satisfacer las necesidades de la persona con la que estamos compartiendo la vida. Esto va a guiar a la codependencia, el apego ansioso y un resentimiento tarde o temprano. 

Es importante que, por muy enamoradas que estemos, nos mantengamos fieles a nuestras necesidades individuales y sentirnos con la libertad de pedir lo que queramos, aunque eso sea visto como una rebeldía, para así generar un vínculo realmente profundo. Si esta idea todavía no te convence, piensa en esto: cuando alguien compromete lo que quiere, no puede ser totalmente feliz. 

Es lógico que una vez que recibimos lo que necesitamos, nos nazca el deseo de retribuir lo que se nos da. Por eso es que ese mito de que el amor es desinteresado y que es mejor dar que recibir, deben quedarse en ese estado de simples palabras. 

En el amor se puede ser rebelde.
En el amor se puede ser rebelde. / Especial Pexels

Conecta contigo misma y sé rebelde hasta en el amor

Debemos siempre honrar nuestros deseos menos egoístas, aunque no hay que olvidar que la satisfacción de nuestras necesidades deben depender de alguien más, todo puede comenzar dentro de nosotras mismas y todo será felicidad.

La historia escrita en los textos budistas, por ejemplo, nos hablan de algo llamado "alegría comprensiva", que es el acto de ser feliz por la felicidad de otras personas. Esto pasa cuando nos encanta mirar el éxito de nuestra pareja; esto nos habla de una conexión desde dentro, más que de mero amor desinteresado. 

Puedes leer: Las parejas optimistas son las más longevas, según expertos

Las relaciones amorosas deben ser más como una práctica espiritual, en lugar de una interacción con derechos y obligaciones. No importa qué tan largas o cortas sean, todas son experiencias que nos hacen reflexionar y aprender, acompañadas de otra persona; también son vistas como un espejo que refleja nuestro interior. Hay que procurar ir más allá de lo establecido y de lo tradicional, para ser felices. Hay que amar rebeldemente. 

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Nancy Villarreal

Nancy Villarreal

Periodista

Soy una comunicóloga mexicana de 31 años que está buscando encontrar el equilibrio y la felicidad en todos los aspectos de su vida. Apasionada de la redacción, la fotografía y la danza.

Ver más

Comentarios