Logo Soy Carmin
Ser estricto con los niños es importante y no quiere decir ser mala madre o padreSer estricto con los niños es importante y no quiere decir ser mala madre o padre.
Buena Vida

Ser estricto con los hijos es necesario y no quiere decir ser mala madre o padre

La palabra estricta causa temor porque se vincula con ser autoritario, pero dos expertas indican que esto no es así porque los padres estrictos son en realidad guías e impulsores de sus hijos. Para tener mayor claridad, hoy te hablamos de este tema.

Por: Alicia Kelsey López Medina

Es común que los padres reciban muchas opiniones acerca de cómo están criando y educando a sus hijos; a veces, los comentarios se enfocan en la importancia de ser flexibles, mientras que otras en ser autoritarios. Pero lo necesario es tener un equilibrio y esto permite aclarar que ser estricto con los hijos es necesario y no quiere decir ser mala madre o padre.

Érika Patricia Otero, psicóloga con experiencia en el trabajo con niños y adolescentes en riesgo, explica que en la crianza de los hijos hay malas interpretaciones y eso se evidencia con una sola pregunta para los padres: “por qué dejas que tus hijos hagan todo lo que quieren”, ya que la mayoría responde: “porque a mí me castigaban mucho y no quiero hacer eso con mis hijos”.

Te puede interesar: Enséñale a tu hija a ser independiente, es el mejor regalo que le puedes hacer

Este tipo de situaciones genera que muchos padres tengan temor de usar la palabra estricta en la crianza de los hijos porque erróneamente es confundida con ser autoritario, intolerante y controlador, cuando el significado real es aprender a establecer normas (poner límites), ser una guía e impulsor para los hijos.

Es urgente tener esto presente porque la especialista subraya que “no tienes que pegarles, gritarles ni encausar a tus hijos para que obedezcan”, ya que la clave es “ponerlos como tu prioridad, hacerte responsable de ellos y buscar que sean seres humanos de bien para ellos y la sociedad”.

Así que al tener en claro la diferencia entre estos dos contextos que son diferentes y extremos, es importante que las madres se enfoquen en ofrecer una educación estricta que evoque todo lo que esta palabra significa porque conlleva beneficios para los hijos, sobre todo a largo plazo.

En tanto, Lucy Serrano, psicóloga y terapeuta individual, familiar y de pareja, añade que, principalmente, la maternidad está idealizada como un ejemplo de amor, dedicación, abnegación y preocupación por los hijos de manera desmesurada, aunque a veces la realidad es otra. 

Con esto, la también autora del libro “El precio del amor” indica que es importante recordar que educar de manera estricta requiere de un equilibrio, ya que, “por supuesto, no hay que generalizar, pero existen mamás que, sin intención, queriendo proteger a sus hijos se vuelven controladoras, absorbentes y limitantes”.

Ser estricto con los niños es importante y no quiere decir ser mala madre o padre. Pexels.

Para educar de manera adecuada, hay que considerar tres puntos clave:

  1. Establecer reglas simples. Estas normas deben de adecuarse dependiendo de la edad de los niños, ya que conforme crecen son más independientes y conscientes de su entorno. Se deben empezar con reglas sencillas como poner los juguetes en su lugar, lavarse las manos antes de comer y respetar el horario para dormir.
  2. Enseñar con firmeza y respeto. En la convivencia diaria, los niños tienen responsabilidad; cuando empiezan a tener una respuesta o actitud negativa, es necesario tener seguridad para dirigirse hacia ellos y explicarles la importancia de hacer las cosas. De esta manera, hay apertura al diálogo, hay claridad en el por qué de un todo y se educa con base en las reglas.
  3. Respetar las reglas. En muchas ocasiones, los padres son los primeros en dejar de cumplir las normas porque no quieren ser exigentes, pero esto provoca que los niños comprendan que está bien no respetar las reglas, que las reglas no importan y, sobre todo, el grado de respeto y confianza hacia los padres disminuye porque están demostrando que no tienen palabra.

Finalmente, las psicólogas señalan que educar de manera estricta no les resta a los niños autonomía o criterio propio, al contrario, los hace conscientes de las consecuencias de sus actos -ya sean positivas o negativas- y la importancia de respetar los límites, lo que los ayuda a coexistir en una sociedad armoniosa.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Alicia Kelsey López Medina

Las letras se volvieron mi refugio cuando tenía 12 años; con el paso del tiempo, mi amor por ellas creció y aquí estoy. Escribir me ha permitido colaborar con diferentes medios como el Diario de Yucatán, El Universal, Novias Pashá y Yo amo los zapatos. Mediante este noble trabajo puedo escribir desde notas humanas hasta moda; sin embargo, para mí, lo más importante es ser un canal para darles voz a quienes no son escuchados.

Ver más

Comentarios