Logo Soy Carmin
Querido Dios: no sueltes mi mano, te necesito para poder ir más allá de mis fuerzas
Buena Vida

Querido Dios: no sueltes mi mano, te necesito para poder ir más allá de mis fuerzas

Te pido que estés siempre a mi lado, sé que abrirás puertas donde creí que nunca sería posible, se que tu gracia me llevara a lugares a donde mis habilidades y talentos no lo pueden hacer. Ese eres Tú.

Por: Marisela Salazar

Querido Dios: no sueltes mi mano, te necesito para poder ir más allá de mis fuerzas(Fuente: Unsplash)

Querido Dios: no sueltes mi mano, te necesito para poder ir más allá de mis fuerzas | Fuente: Unsplash

Gracias Dios por este despertar que me concedes y por todo lo que me has regalado a lo largo de mi vida. Te pido que estés siempre a mi lado, te necesito para poder ir más allá de mis fuerzas y capacidades. Te entrego toda mi vida, ayúdame a seguir construyendo un camino de felicidad y de gozo. 

Sin tí no soy nada. Oraré, para que mi corazón te busque siempre, por encima de todo. Porque cuando me encuentro a solas contigo, siento paz y calma en mi alma. Oraré porque mi parte favorita del día es cuando hablo contigo, porque sé que me escuchas. No dejaré de orar por mis sueños, y cuando se cumplan, jamás olvidaré que tu mano estuvo ahí.

Gracias porque en medio de mi dolor y mis lágrimas, me devuelves mi sonrisa y lo sanas todo con tu perfecto amor. Porque, eres un Dios que lo sana todo. Sé que eres el único que puede raparar mi vida entera. Sé que contigo, mi pasado imperfecto no será un obstáculo para tener un futuro glorioso, lleno de bendiciones. 

Tú me sustentas. Me construyes de nuevo cada vez que estoy rota. Sé que hay días malos, días difíciles pero en todos Tú estás. Tu marchas en medio de la tormenta, y me acompañas hasta que ha terminado. Sé que harás maravillas en mis adversidades.  Te entrego todas mis cargas y pesares. Sé que contigo de la mano, todo lo puedo.

Seguir leyendo: Agradece a Dios por el día que termina y por el que mañana vendrá

Gracias porque a pesar de todas las razones que pueda darte para no amarme, ninguna te aparta de mí, tu amor es fiel, es inmenso. Aunque todos se alejen al ver mis defectos y errores, tu jamás te apartas, te acercas más para amarme incondicionalmente. Porque aunque todos me fallen, jamás lo haces.

Gracias por enseñarme que las cosas siempre pasan por algo, por mostrarme, a través del tiempo, el porqué. Eres más grande que todas mis preocupaciones, contigo todo lo puedo. Siempre clamo a tí, porque eres el único que puede ayudarme, y es que no hay alguien mejor a quien pueda acudir, eres el único que me conoce tal cual soy, eres mi Creador.

Seguir leyendo: Encomienda al Señor tu camino; confía en él y él actuará

Sé que si estás conmigo, no importa quien se marcha. Porque a veces, tus bendiciones no están solo en lo que me das, sino tambien en lo que me quitas. Sé que las cosas no serán como antes, serán mejor, en tí confío. Sé que no debo desistir jamás, porque pronto veré mi victoria. 

Sé que cuidas de mí en todo momento. Sé que transformas mis problemas en oportunidades. Porque cada vez que me inclino ante tí para pedirte que todo mejore, consuelas mi alma y me fortaleces para todo lo que se avecina. Gracias por poner fin a mis tormentas y traer paz a mi vida. Mi fe me ayuda a soportar y superarlo todo.

Tu palabra me enseñó que al que cree, todo le es posible. Que no hay imposibles si estás conmigo. Me enseñó que vale la pena esperar, porque todo lo que viene de Tí no es pasajero, es eterno. Sé que abrirás puertas donde creí que nunca sería posible, se que tu gracia me llevara a lugares a donde mis habilidades y talentos no lo pueden hacer. Ese eres Tú.