Logo Soy Carmin
Qué significa
Buena Vida

Qué significa "En boca cerrada no entran moscas"

Los refranes encierran valiosos significados muy útiles para la vida y suelen emplearse para expresar enseñanzas y consejos en oraciones cortas. La expresión "En boca cerrada no entran moscas" se usa en forma coloquial de advertencia y apela a la prudencia en el hablar

Por: Marisela Salazar

Qué significa

Qué significa "En boca cerrada no entran moscas" | Fuente: Pexels

Los refranes encierran valiosos significados muy útiles para la vida y suelen emplearse para expresar enseñanzas y consejos en oraciones cortas. La expresión "En boca cerrada no entran moscas" se usa en forma coloquial de advertencia y apela a la prudencia en el hablar.

El significado implícito de la expresión "En boca cerrada no entran moscas" indica que en ocasiones es mejor quedarse callada para no equivocarse, alude a que es recomendable pensar antes de hablar y que es preferible observar antes de actuar.

Los dichos populares entrañan verdades profundas que nos enseñan a enfrentar lo que aguarda por delante. "En boca cerrada no entran moscas" alerta a ser discretas para evitar que pase algo tan desagradable como la entrada de una mosca dentro de la boca.

Los refranes son útiles para transmitir enseñanzas a otras personas de una manera amena y fácil de recordar. La frase "En boca cerrada no entran moscas" ha transmitido de generación en generación una gran lección de vida que hace alusión a la prudencia y a la discreción. 

Seguir leyendo: Qué significa "De tal palo, tal astilla"

El refrán "En boca cerrada no entran moscas" es una advertencia para evitar momentos tan desagradables como lo sería que una mosca entrara a la boca de una persona, significa que es mejor reflexionar lo que se dirá y pensar en las consecuencias.

"En boca cerrada no entran moscas" llama a la cautela a la hora de expresarse, quiere decir que antes de emitir una opinión o de actuar, es preferible detenerse a reflexionar sobre las posibles consecuencias de las palabras y las acciones para evitar sorpresas desagradables.

Seguir leyendo: "Al mal tiempo, buena cara"

Es difícil descubrir el origen exacto del refrán "En boca cerrada no entran moscas" porque fue transmitido de forma oral, se sabe que se usaba en el siglo XIV por registros de textos de la época, y en la actualidad, es empleado por todos los países hispanohablantes.

Es preciso viajar hasta el reinado de Carlos I en España, hijo de Juana I de Castilla y Felipe I el Hermoso, desde su nacimiento, el monarca sufría una deformación de la mandíbula conocida como prognatismo, que le obligaba a mantener constantemente la boca entreabierta.

Era un padecimiento frecuente entre los miembros de la monarquía debido a su carácter hereditario y a los habituales cruces endogámicos con familiares pertenecientes a una misma dinastía.

Existen testimonios que recogen un episodio sucedido en un viaje del monarca a Calatayud, cuando un lugareño le dijo: "Cerrad la boca, majestad, que las moscas de este reino son traviesas". Esta frase habría dado origen a la expresión castellana "En boca cerrada no entran moscas".