Buena Vida

Qué no soportar en el amor después de los 30

Cuando se alcanza cierto nivel de madurez, las mujeres ya no tenemos interés ni paciencia para lidiar con las siguientes situaciones. 

Por: Ana Izabal

Lo que las mujeres maduras no permiten en el amor. FOTO: cinepremiere.com.mx

Lo que las mujeres maduras no permiten en el amor. FOTO: cinepremiere.com.mx

Dicen que los veintes son la edad para probar de todo, enamorarte sin pensarlo dos veces, vivir aventuras y momentos increíbles con tus amigos, viajar, conocer, llorar, reír, en fin, todo lo que se pueda hacer. El hecho de que esta imagen de despreocupación es durante la segunda década, es porque al llegar a los 30, comenzamos a madurar  y a vivir de una manera menos "temeraria".

También puedes leer:  Así te demuestra un hombre que te quiere sin decírtelo

Esto aplica de manera perfecta en el amor y es que si bien cuando teníamos 22 años teníamos la tolerancia y paciencia para aguantar mal de amores, lo cierto es que al llegar los 30, ya no tenemos ni interés ni paciencia para seguir haciéndolo. 

Por eso te comparto las 7 cosas que una mujer deja de soportar en el amor al llegar a los 30 años, toma nota:

1.- Esperar un "príncipe azul"

Cuando tenemos 20 años queremos comernos al mundo, creemos que todo es como una película románica y que al final un príncipe llegará a rescatarnos, pero cuando las experiencias se acumulan y el tiempo pasa, dejamos de esperar ese "príncipe" y decidimos emprender nuestro propio camino.

No sabemos si en el viaje encontraremos a un sapo que se convierta en príncipe o si llegaremos hasta el final por nuestros propios medios, pero tampoco nos sentimos presionadas por eso, la vida es mucho más que buscar una pareja. 

También puedes leer: Lo que ellos aman de ti cuando quieren algo formal

 

 

2.- Ganar todas las discusiones

Cuando se es joven e inexperta creemos que hacer valer nuestro punto de vista es lo más importante. Queremos tener la razón en todo momento y no "doblar el brazo" ante nada, pero se llega a un punto en el que comprendemos que lo más importante NO es ganar esas discusiones sino resolverlas y a veces, el silencio es la mejor respuesta. 

También se da el caso que simplemente NO tienes INTERÉS en discutir con gente que no vale la pena, sabes que si ese alguien solo te causa problemas lo mejor es decir adiós. De amor nadie se muere ni mucho menos de soledad, así que BYE.

También puedes leer: 10 frases para que se enamore locamente de ti

 

 

3.- Las falsas promesas

Cuando dos personas se aman de verdad es normal que quieran pasar el resto de su vida juntas, no importa si hacen una gran boda para celebrarlo o simplemente se mudan juntos, lo que importa es que ambos quieran hacerlo. 

Desafortunadamente, cuando estamos en plena juventud soñamos con una gran boda y una vida matrimonial perfecta y nos dejamos llevar por las promesas de un futuro que a veces jamás llega.

Cuando llegas a los 30 comprendes que no vale la pena estar a lado de alguien que no QUIERE el mismo futuro que tú y que sin importar lo mucho que se adoren, cuando dos personas tienen metas diferentes es muy difícil que puedan seguir. 

 

 

4.- Encontrar el hombre "perfecto"

Los ideales se acaban y dan paso a la realidad. Cuando alcanzamos la madurez emocional aprendemos a valorar las cosas importantes y dejamos de lado lo meramente superficial. Se deja de buscar al hombre "perfecto" a ese que sea igual de guapo que nuestro actor favorito, que sea tan romántico como el personaje de novela que nos encanta y que tenga una vida llena de lujos como los ricos de la tele. 

Se llega a un punto en el que se valora una persona que esté en la misma sintonía que tú, que quiera y pueda compartir su vida de manera honesta y amorosa y que aunque no sea "perfecto" te sientas cómoda y amada a su lado. 

También puedes leer: Así demuestra su amor un hombre enamorado de ti

 

 

5.- Perdonar a quien te lastima todo el tiempo

Para sanar heridas hay que perdonar primero y alejarse después. Es cierto que no debemos vivir con rencores pero también es cierto que si te amas a ti misma no estarás a lado de una persona que te lastima más de una vez.

 

 

 

Por eso, una mujer que llega a los 30 sabe que la vida es demasiado bonita como para estar sufriendo a lado de alguien que no la sabe valorar. Te puede perdonar una vez, pero dos, jamás.

Esto te puede gustar: 

 

Temas

  • mujer
  • vida
  • relaciones de pareja
  • amor
  • madurez
  • amor después de los 30

Comentarios

Te puede interesar