Logo Soy Carmin
Qué le pasa a los niños cuando hacen yoga
Buena Vida

Qué le pasa a los niños cuando hacen yoga

Cualquier tipo de yoga puede ser beneficioso para los niños, siempre que estén guiados por un profesional calificado que sepa escuchar y atender las necesidades de cada pequeño

Por: Aline Ordaz

Qué le pasa a los niños cuando hacen yoga(Foto: Unsplash)

Qué le pasa a los niños cuando hacen yoga | Foto: Unsplash

A los niños se les facilita la práctica de la yoga debido a su flexibilidad corporal y por supuesto mental, por eso son excelentes aprendices potenciales de yoga, favorecer este ejercicio podría ayudarlos a canalizar su energía de una manera diferente a los saltos y carreras que dan todos los días.

El yoga es es una disciplina tradicional en la que hay un desarrollo físico y mental, se originó en la India y a través de su práctica se enfatiza la meditación y la liberación, por lo que es ideal en los niños establecer hábitos y conductas que marcarán su personalidad y qué mejor que con un aporte de relajación, mayor concentración, autocontrol y dominio corporal.

Puedes leer: Educación financiera, el mejor regalo que debes darle a tus hijos

Almudena Ovejero, profesora de Hatha Yoga, especializada en yoga para niños, detalla que lo ideal sería que los niños empezaran a practicar yoga a partir de los 4 y 5 años, adaptando las clases a esta etapa infantil, pues existen diferentes modalidades dentro de esta práctica.

Cualquier tipo de yoga puede ser beneficioso para los niños, siempre que estén guiados por un profesional calificado que sepa escuchar y atender las necesidades de cada pequeño. Y es que, en un principio, el aprendizaje se hace de una forma muy lúdica, los niños empezarán a descubrir y conocer su propio cuerpo, a asociar las asanas, que es como se llaman las posturas.

Es un aprendizaje sencillo y muy divertido, pues cada movimiento tiene un nombre que se enlaza con distintos elementos de la naturaleza como animales y plantas, los ayuda a trabajar la coordinación a través de bailes y danzas cuando se hace en grupo, y desarrollan su creatividad con el trabajo de mandalas.

El yoga es una actividad muy completa, no es gimnasia en el sentido estricto, pero sí es una buena forma de hacer ejercicio; lo que sumado a su componente de meditación, de conocimiento interior, control emocional y paz espiritual lo convierten en una disciplina perfecta para el cuidado integral de la salud de los niños.

Explora todo lo que Disney+ te ofrece

Practicar constantemente yoga, mejora el desarrollo motor, por lo que los niños adquieren más agilidad, elasticidad y coordinación. Durante las sesiones se realizan numerosos estiramientos que les ayudan a cuidar la espalda y la higiene postural en general, al mismo tiempo que se fortalecen las articulaciones.

Qué le pasa a los niños cuando hacen yoga. Foto: Unsplash

Además, se hacen concientes de su respiración y se estimula la circulación sanguínea, no sólo es sosiego físico, sino que también hay calma emocional. Los hijos podrán dejar atrás el estrés al que muchas veces están sometidos por la forma de vida tan apresurada que suelen llevar los adultos.

También es una práctica estupenda para que los niños un tanto hiperactivos canalicen la energía, e incluso la agresividad. Hacer yoga les ayuda a aumentar la concentración y la memoria, lo que, sin duda, será muy beneficioso para su desempeño escolar. Pero el yoga, además, permite aumentar la confianza y seguridad en uno mismo, así como gestionar mejor sus emociones.

Puedes leer: Lavar el cabello después de hacer ejercicio, si o no

En defintiva, como expone la profesora especializada en yoga para niños Almudena Ovejero: “a través del yoga podemos inculcar a los pequeños valores de respeto hacia el cuerpo y también hacia los demás: compañerismo, bondad, amor, paz, libertad, respeto hacia la naturaleza y calma”.

Síguenos en

Temas

Comentarios