Buena Vida

¿Qué es más adictivo, el café o el tabaco?

Lo que experimentamos como adictivo está determinado por las creencias culturales

Por: Norma Portillo

Foto: Img.lrytas.lt

Foto: Img.lrytas.lt

Las personas no mueren por el consumo de café. Sin embargo, algunas personas encuentran sus hábitos perjudiciales y deciden dejar de tomar.

En 1964, un informe del SGR prohibió fumar, así que las personas que no fumaban se sintieron bien, ya que se reveló que fumar no era adictivo pero sí un hábito que causa cáncer.

Y desde el punto de vista de la SGR el tabaco no era adictivo porque no es intoxicante, crea un deseo pero no una compulsión para continuar, los fumadores no aumentan la dosis, no crea dependencia física pero sí síquica, no es antisocial, sólo perjudica al individuo.

Para 1988, la misma organización declaró al tabaco como una sustancia adictiva. Para entonces ya todo mundo sabía que fumar causaba adicción, algo que se podía ver en las resonancias magnéticas del cerebro. 

El café a diferencia del tabaco es bueno para el organismo por lo que no es necesario dejar de tomarlo, pero sí crea adicción.

Como conclusión la adicción es un constante cambio de concepto cultural, no es una entidad biológica. En el siglo 19, el alcohol se consideró adictivo, los opiáceos no. Más recientemente llegaron las redefiniciones de nicotina, cocaína y marihuana, seguida de video juegos, juegos al azar y la alimentación que ahora también se considera adictiva.

Si bien es cierto que el etiquetado de algo como adictivo es un acto simbólico política y socialmente, también es cierto que lo que experimentamos como adictivo en un tiempo determinado está determinado por las creencias culturales. Mientras tanto el objetivo en movimiento de la adicción está cambiando más rápidamente que en cualquier otro momento de la historia.

“La adicción no es una sustancia química, sino una experiencia que surge de la respuesta subjetiva del individuo a algo que tiene un significado especial para él, de la que busca la seguridad que ofrece y nada más”.

Vamos a llegar al punto, con el tiempo, donde reconozcamos que las cosas no son, en sí mismos, adictivas. La adicción es un archivo adjunto que se forma en el individuo. 

Con información de The Influence

También te puede interesar:

Temas

  • mujer
  • adicción
  • fumar
  • tabaco
  • café
  • salud

Comentarios

Te puede interesar