Logo Soy Carmin
Por qué sigo con él si me trata mal
Buena Vida

Por qué sigo con él si me trata mal

Terminar una relación nos es fácil, pero cuando es tóxica y dependiente las cosas se complican. 

Por: Karen Villaseñor

Por qué sigo con él si me trata mal(Foto Unsplash)

Por qué sigo con él si me trata mal | Foto Unsplash

Es muy fácil ver la situación desde afuera de  la burbuja, en donde la tercera persona no es parte de lo que sucede dentro. Las mujeres somos muy duras entre nosotros mismas, juzgamos a la que sigue en una relación tóxica. Sin pensar que ella se pregunta todos los días: ¨Por qué sigo con él si me trata mal¨.

El punto final es simple, pero lograrlo duele hasta lo más profundo del alma, es querer superar una crisis pero no sentirse lista.

 

Los sentimientos juegan un papel muy importante e idealizar es uno de nuestros principales errores. Un día todo está lleno de  gritos, críticas y hasta golpes; pero al siguiente te emocionas con una caricia, es ahí donde el círculo vicioso no para.

Sí, los familiares y amigos te podrán decir que no está bien pero tú harás hasta lo imposible por justificar sus malas acciones. Lo peor es que en el fondo algo te grita que no va a cambiar, pero tu baja autoestima te impide soltar. Desde luego, para el manipulador es una ventaja.

La violencia en una pareja puede ser física o emocional, pero, ¿por qué sigo con él si me trata mal? Tiene un trasfondo, nos quedamos con el abusador porque creamos un vínculo emocional con el niño asustado que lleva dentro. Las mujeres somos empáticas, solidarias y comprensivas.  

Es ahí, cuando se activa nuestra yo salvadora, la que es capaz de soportar y soportar, porque tiene la esperanza de que algún día lo podrá cambiar. De hecho, muchas activamos nuestro lado maternal, porque desde pequeñas nos inculcan que el amor todo lo puede. ¿Será?

Lejos de ser amor, es lástima, es  sentir compasión por un hombre que te hace daño, eso no tiene nada que ver con el amor. Entonces, ¿por qué sigo con él si me trata mal? La sensibilidad es capaz de ver el niño bueno que esconde todo maltratador, el que se siente menos y no sabe cómo enfrentar el mundo.

 

Es alguien que viene cargando cicatrices de la infancia, está deshecho y sin darnos cuenta creemos que necesita nuestro cariño. ¿Qué es lo que pasa? Cuando nos hace daño, sentimos la necesidad de justificarlo, de decir que se enoja porque no le ha ido bien en la vida, creemos que lo vamos a curar.

El hecho es que idealizamos a tal grado que creemos que nuestro amor cambiará su forma de ser. Imaginamos que al aguantar tanto sufrimiento al final valdrá la pena, sin darnos cuenta que tal vez no lleguemos por tanto golpe.

¿Por qué tienes que ser tú quien lidie con un hombre que no quiere enfrentar su dolor? Compadecer y compadecer no es amor, no tienes porque soportar a una bestia, tal vez mañana sea muy tarde.


TE RECOMENDAMOS