Buena Vida

¿Por qué la secundaria se queda con nosotros?

Los recuerdos de esa época nos acompañan por el resto de nuestra vida

Por: Norma Portillo

Graduados de secundaria  (Foto: Clairemonteducationfoundation.org)

Graduados de secundaria (Foto: Clairemonteducationfoundation.org)

Muchos de nosotros no olvidaremos jamás la escuela secundaria, los primeros amores, la vergüenza, la lucha por la popularidad, el despertar sexual, la presión de los padres, las competencias.

Frank T McAndrew, profesor de sicología de la Universidad de Knox, comenta que su experiencia como sicólogo evolucionista le lleva a creer que hay muchos factores que interactúan para hacer que nuestros recuerdos de adolescencia sean de manera vívida. 

Algunos miran hacia atrás en la escuela secundaria como el mejor momento de su vida y lo definen como los "buenos viejos tiempos". Resulta que puede haber  ventajas evolutivas de tener una visión optimista del pasado .

Pero la mayoría de nosotros recordamos la escuela secundaria con una mezcla de anhelo emocional, el arrepentimiento, la alegría y la vergüenza. Y las emociones fuertes son iguales a los recuerdos fuertes ; incluso la música de aquellos años queda impresa en nuestro cerebro. 

Esto se debe sin duda a los cambios en la sensibilidad del cerebro a determinados tipos de información durante la adolescencia. Las emociones señalan al cerebro de que los acontecimientos importantes están sucediendo, y los años de la adolescencia están llenos de retroalimentación social de importancia.

Nuestros antepasados ​​prehistóricos vivían en grupos relativamente pequeños. La mayoría de la gente vivía toda su vida en este grupo, ahí se determinaba la propia posición social dentro de él durante la adolescencia.  

Las hormonas alimentaban el atractivo en las sociedades primitivas. En los hombres jóvenes se mostraba en cierta medida, las cosas que habrían sido esencial para el éxito en la caza y de combate hace miles de años: la disposición a asumir riesgos, capacidad de lucha, la velocidad y la capacidad de lanzar con velocidad y precisión. Las mujeres jóvenes eran un escaparate de juventud y fertilidad. Belleza que, por desgracia, sigue siendo un criterio importante por el que son juzgadas.

Después de la secundaria, los estudios han demostrado que las personas empiezan a clasificarse a sí mismos de acuerdo con la inteligencia, los valores políticos, intereses profesionales y una amplia gama de otros dispositivos de detección social.

Al mismo tiempo, sin embargo, las personas que conociste en la escuela secundaria siguen siendo el grupo por defecto para el ejercicio de la comparación social.

De acuerdo con " teoría de la comparación social ", somos buenos en desarrollar un sentido de valor personal mediante la comparación con los demás; cuanto más similares son aquellos otros, mejor podremos calibrar nuestras propias fortalezas y debilidades. Debido a que sus compañeros de escuela secundaria será siempre la misma edad que tú, hay inherentemente un grado de interés en averiguar qué pasó con ellos más tarde en la vida, para posteriormente compararte con ellos.

Con información de Theconversation.com

También te puede interesar:

 

 

Temas

  • mujer
  • escuela
  • secundaria
  • recuerdos

Comentarios

Te puede interesar