Logo Soy Carmin
adrianbonetphotography.net
Buena Vida

¿El segundo matrimonio siempre fracasa?

A diferencia de lo que se piensa, una segunda oportunidad en el amor podría ser más complicada que la primera.

Por: Ana Izabal

adrianbonetphotography.net

adrianbonetphotography.net

Muchos terapeutas han llamado esto "la maldición" de los segundos matrimonios, es decir, las probabilidades de éxito de una pareja formada por personas que ya estuvieron casadas antes, se reducen notablemente gracias a las complicaciones que acarrean las relaciones pasadas.

Terminar una relación de noviazgo y un matrimonio no es lo mismo, aunque los dos casos son dolorosos y complicados, debemos admitir que terminar un matrimonio siempre es más tormentoso y que en la mayoría de los casos trae consigo una gran cantidad de conflictos emocionales y legales. 

También puedes leer: ¡Sólo nos enamoramos tres veces en la vida!

El problema de los segundos matrimonios se presenta cuando éste se lleva a cabo de forma precipitada, es decir, antes de que la primera experiencia esté por completo superada y olvidada. En la opinión experta de terapeuta matrimonial Kurt Smith, "Muchas parejas emprenden un segundo matrimonio antes de que el primero haya terminado. Esto puede contribuir a que surjan problemas de confianza debido a interacciones en redes sociales o mantener cualquier tipo de comunicación con la expareja. Los vínculos saludables son cruciales en todas las relaciones, pero especialmente en los segundos matrimonios"

 

 

Por otro lado, Aaron Anderson, terapeuta familiar, señala que los segundos matrimonios tienden a fracasar porque no existe la misma presión de mantener la unión familiar o económica de la relación. Generalmente, dos personas que ya tuvieron hijos con otras parejas y deciden juntarse, no sienten la misma presión o compromiso de mantener ese núcleo, especialmente cuando no hay hijos en común. 

De acuerdo al terapeuta, muchas parejas se obligan a sí mismas a permanecer juntas en el primer matrimonio porque la unión se da en una época de vida donde a penas comienzan a sentar cabeza y a despegar en el ámbito económico o laboral. Es aquí cuando la separación de bienes se vuelve un tema más complicado, mientras que en los seegundos matrimonios la individualidad se vuelve más fuerte y común. 

También puedes leer: El hombre que se merece una mujer fuerte

 

 

Es decir, no será lo mismo casarte a los 25 y empezar a construir tu patrimonio, que casarte por segunda vez a los 35 cuando ya tienes una vida más sólida y donde tu compañero no es un eslabón imprescindible para que salgas adelante. 

"Ya sea por las complicaciones inesperadas por la mezcla de familiar o la decepción de que un segundo matrimonio no genera la misma ilusión sobre crear una familia que el primero. Las parejas aspiran evadir problemas que consideraron irreconciliables en su primera experiencia, aunque sólo los encuentran en diferentes maneras. Con frecuencia las expectativas suelen ser tan altas que pueden caer por la falta de sustento real. - Alicia H. Clark, psicóloga -

Después de la primera ruptura matrimonial, la ilusión de una segunda unión se reduce en gran medida, esto debido a una fuerte dosis de realidad que suplanta al idealismo que se dio en el primer matrimonio. Es difícil volver a creer en el "amor para toda la vida" cuando ese amor expiró antes de tiempo.

También puedes leer: 5 cosas que pasan cuando encuentras al amor de tu vida

 

Cuando la gente se casa se imaginan todo el amor y el romance que compartirán juntos. Pero la mayoría de las personas que se vuelven a casar suelen llevar a sus hijos con ellos, lo que significa que no sólo tendrán que manejar los asuntos de una familia, sino de dos. Visitas con las exparejas, dividirse las fiestas importantes, asignar quién y cuándo recoge a qué hijos, y un largo etcétera. Lograr todo eso con una familia ya es difícil, pero con dos.

Por supuesto que esto no se sujeta a un absolutismo que sentencie que si te casas por segunda o tercera vez entonces estarás condenada a no ser feliz o a no conservar una pareja estable. Existen muchos casos de segundos matrimonios que no volvieron a separarse, sin embargo, debemos señalar que en muchas ocasiones las mujeres prefieren sacar a sus hijos adelante de manera individual, porque no quieren sufrir otra decepción y perjudicar a su familia.  

¿Tú qué opinas? ¿Crees que es más probable que se termine el primer o el segundo matrimonio?

Esto te puede gustar: 

Temas

  • mujer
  • vida
  • matrimonios
  • relaciones amorosas
  • terapeuta
  • psicología

Comentarios

TE RECOMENDAMOS