Buena Vida

¿Perdonarías una infidelidad?

Los estudios dicen que casi estamos a la par que los hombres 

Por: Norma Portillo

Mujer llorando   (Foto: I1.mdzol.com)

Mujer llorando (Foto: I1.mdzol.com)

Después de haber pasado una infidelidad y que se decide volver a intentarlo, la confianza ya no es la misma, en la mayoría de los casos se pierde y es difícil volver a recuperarla, pero, ¿te has preguntado cómo se vive el sexo en esos casos? La sicóloga y sexóloga Sandra Lustgarten comenta que “ a veces muchos problemas que luego derivan en rupturas tienen que ver específicamente con el tema del sexo, ya sea por haber perdido el deseo sexual, por haber entrado en la rutina, por la abstinencia, falta de atención en el otro o el egoísmo”.

He aquí algunos testimonios de las personas que han pasado por una infidelidad.

Eva, artista plástico dice: “Cuando me tocó ser infiel, me pasó precisamente porque el sexo no era bueno. Lógico que una separación no se da soló por tener mal sexo, sino que es un cúmulo de cosas. Cuando le fui infiel, empecé a disfrutar más el sexo con él”. En una reflexión dice: “En general las relaciones se terminan un par de años después de lo que se tendrían que haber terminado”.
La directora de la Escuela de Sexualidad, Lara Castro asegura que: “Si hay un conflicto importante que no se está resolviendo de la forma correcta, una persona puede pensar que, a través de la infidelidad, se está vengando y reparando su honor. O si un miembro de la pareja ha sido infiel, el otro siente que al hacer lo mismo estará en igualdad de condiciones”.

Ana, por su parte, comenta después de haber sufrido una infidelidad, “La verdad que cada vez que me toca, pienso en cómo la toca a ella, qué le hará, no puedo vivir la sexualidad a pleno. Es algo que de un momento a otro imagino que terminará de romper la relación. O lo resuelvo, o se termina”.

Respecto a esto la licenciada Diana M. Resnicoff tiene otra visión de afrontar el problema “La pareja cambia, la crisis tiene que servir. Al principio se produce una disminución, pero luego se empieza a reflotar el deseo sexual. Se deben hacer cosas diferentes, toques que van incrementando y despertando el deseo sexual que se despierta en nuestro órgano sexual más importante: la cabeza”, señaló.

En Argentina el sitio web Romance Secreto hizo una encuesta a 1,500 usuarios y encontró que el 41% participantes aseguró haber engañado a su pareja, de los cuales, 56% no siente remordimiento por haberlo hecho.

De igual manera a la pregunta de si perdonarían una infidelidad el 82% respondió que no.

La sexóloga Sandra Lustgarten comenta que cuando existe una infidelidad, retomar las relaciones sexuales depende de la personalidad y el autoestima de cada persona, algunas mujeres pueden no querer ser tocadas en un principio, pero conforme llega el perdón, se vuelve a tener sexo, sin embargo ya no es nada como antes.

Y debido a que vivimos en una sociedad machista, a los hombres les cuesta más trabajo perdonar una infidelidad por no saber como afrontar la vergüenza, además empiezan a preguntarse si el amante es mejor en la cama, el tamaño del pene, entre otras cosas, prosigue la sexóloga.

Además, comenta la especialista que el sexo después de una infidelidad es una prueba para la pareja, después de esto, empiezan a buscar otros vínculos con la pareja además del sexo, un vínculo valioso que no deseen perder, que los lleva a volver a reencontrarse y es cuando la infidelidad les da la lección de valorar lo que tienen.

Con información de Cronica.com.ar

También te puede interesar:

 

 

Temas

  • mujer
  • sexo
  • infidelidad
  • pareja
  • reacción

Comentarios

Te puede interesar