Logo Soy Carmin
Perdí a mi hija de 15 años por culpa del éxtasis
Buena Vida

Perdí a mi hija de 15 años por culpa del éxtasis

Esta es una lucha de una madre no sólo por cambiar las leyes, sino también su forma de pensar acerca de las drogas.

Por: Grecia Meza

Foto:mirror.co.uk

Foto:mirror.co.uk

Anne-Marie Cockburn, de 45 años, perdió a su hija Martha debido al éxtasis hace tres años. Lastimosaente, Anne no tubo más remedio que encontrar en su corazón algo para perdonar al distribuidor, pero quiere que los demás hagan lo mismo...

El hecho ocurrió el 20 de julio 2013, era su única hija, Marta, de 15 años, quien salió con sus amigos en Kayak de la ciudad de Oxford. Pero ella nunca regresó a casa. Esa tarde se había tragado la mitad de un gramo de éxtasis y dentro de los 20 minutos estaba mostrando signos de sufrimiento y muerte. Sus amigos cuentan que al desvanecerse, llamaron a una ambulancia inmediatamente. Martha fue llevada al hospital John Radcliffe.

Anne se encontraba fuera de casa haciendo mandados, fue un sábado cuando sonó su celular, y una mujer le dijo:

Tu hija está gravemente enfermo y estamos tratando de salvar su vida."

Cuando ella llegó al servicio de urgencias, el personal médico le dijo que estaban haciendo todo lo posible por salvarle la vida.

Foto:mirror.co.uk

 

Pude ver el monitor en el fondo, estaba dispuesta la línea plana para mostrar una señal de que la vida todavía existía dentro de ella, pero al mirar a la cara, que era gris y grité: "Está muerta ya!"
 

Lamentablemente ya era demasiado tarde, Martha murió de una sobredosis accidental con el éxtasis que ingirió el cual que resultó ser 91% puro. Ella había tenido suficiente éxtasis casi como para matar a 10 personas.

A unas semanas de la muerte de la joven, Anne había descubierto que su pequeña hija había tomado éxtasis, ella lo admitió inmediatamente. La madre se horrorizó. Su reacción: empezó a gritarle y reprocharle por qué hacía tal cosa. Solamente huyó de la conversación y dejó a su hija sola.

Ahora, esta madre desolada cuenta que si hubiera hablado de los peligros a Martha, tal vez con el fin de ayudarla y hacerla entender que eso podría haberle salvado su vida...

Si tan sólo hubiera tenido una charla apropiada para su edad, tal vez mi hija estuviera viva ahora.

Foto:mirror.co.uk

 

Con el paso de los días, Anne descubrió que el éxtasis lo había conseguido a través de un amigo de Martha, que al igual que era pequeño. Sólo tiene 17 años, su nombre Alex Williams, quien admitió haber vendido las drogas que la mataron.

Como la mayoría de los jóvenes que sufren este tipo de adicciones, el problema normalmente comienza desde una red 'compañeros', Martha no tenía idea de los orígenes del éxtasis, su pureza o su contaminación, desgraciadamente la desinformación es la principal causa de muerte en los adolescentes.

A raíz de este trágico momento en la vida de Anne, hizo ver en el mundo de las drogas con mayor detalle.

Llegué a la conclusión de que las leyes vigentes no están a la seguridad de nuestros hijos y es por eso que ayudé a establecer 'Niño de nadie: Familias Para más segura de Control de Drogas', ya que sentí que era el momento de mostrar al mundo el verdadero costo humano de nuestra droga en su defecto leyes.
 

Foto:mirror.co.uk

 

Ella sólo pide que los medicamentos sean regulados legalmente, lo que significaría que estarían autorizados y etiquetados con los ingredientes, las dosis recomendadas y las consecuencias de estas. Y sobretodo que los medicamentos no caigan en manos de menores de edad.

De hecho, ofreció la oportunidad de iniciar un diálogo con Alex, el joven que le vendió el éxtasis a Martha, ya que después de lo ocurrido, el no se estaba tranquilo y eso le haría sentirse bien. Ella lo llamó: Justicia Restaurativa.

Empezaron a escribir el uno al otro y se hizo evidente que había sufrido mucho también como resultado de la muerte de Martha. Fue cuando Anne se dió cuenta que la muerte de Marta le importaba, que no tomó a la ligera.

Le dije que el perdón era un viaje para mí, y que algunos días me siento que puedo ser indulgente y otros que luchan con él. Yo quería honrar la vida de Martha y respetar lo que la vida me queda y hacerlo lo mejor posible con ella.

 Así como esta historia, hay muchas madres que sufren por lo mismo. El único consejo que me permito ofrecerte si también estás pasando por algo igual, es que cuando las advertencias, consejos y el amor que les brindas a tus hijos no es suficiente para detener su adicción, es necesario recurrir a profesionales que brinden programas de rehabilitación antes de que sea demasiado tarde.

Con información de:mirror.co.uk

Temas

  • Martha
  • éxtasis
  • adicciones
  • drogas
  • mujer
  • hija
  • madre
  • Anne

Comentarios

Te puede interesar