Buena Vida

Películas de amor y pornografía, ¿qué tienen en común?

¿Quién no quisiera ser tratada como una princesa?

Por: Norma Portillo

Foto: Revistavanityfair.es

Foto: Revistavanityfair.es

Como mujeres adoramos ver películas de amor, sabemos que es ficción y que eso no pasa en la realidad pero nuestro subconsciente capta otra cosa.

Seamos realistas, las películas de amor que tanto nos gustan tienen por lo general una misma trama, hombre y mujer, se conocen, se enamoran, se pelean y finalmente se reencuentran y tienen un vivieron felices para siempre.

A pesar de saber que esto no es real, quién de nosotras no quisiera que un poquito de lo que sucede en la pantalla nos ocurriera, que el galán que conocimos nos tratará como cualquier galán de película trata a su princesa.

Por su parte, la pornografía presenta otra ficción que desestabiliza la realidad de quien la ve. Los hombres son más afectos a consumir este tipo de ficción. Ellos ven en la pantalla chicos bien dotados, mujeres hermosas con abundantes atributos y dispuestas a tener sexo en todas las posiciones pensadas y en cualquier momento.

Cada uno de estos productos no es malo en sí, el problemas es que tendemos a idealizar lo que vemos, las mujeres por ejemplo, tendemos idealizar a los hombres, la intimidad, el romance. Mientras que los hombres idealizan mujeres con medidas perfectas listas para dar y recibir placer cuando ellos lo dispongan.

Aunque estés convencida que las películas no te afectan, analízalo más detalladamente. Tu historia de amor, aunque sea tan común para el resto de la gente, para ti es única y es real. Vívela en todo su esplendor, con todos los errores y alegrías que da una relación de dos personas que se quieren, se aman y respetan.

Esto te puede interesar:

Temas

  • mujer
  • historia
  • porno
  • películas

Comentarios

Te puede interesar