Buena Vida

¿Padeces del síndrome del «tengo que»?

¡Puedes estar cometiendo un error que te cobrará la factura tarde o temprano!

Por: Martha Gastelum

¿Padeces del síndrome del «tengo que»?

¿Padeces del síndrome del «tengo que»?

Te parece familiar esto:

Tengo que terminar esta tarea hoy aunque me duerma tarde. Tengo que estar en casa de mis padres este fin de semana. Tengo que llevar a los niños a su clase de música. Tengo que comprar el regalo de Maria. Tengo que apresurarme en hacer las cosas porque tengo que llegar a casa hacer la comida. Tengo que... tengo que... tengo que...

Si es así, entonces posiblemente padezcas el síndrome de la hiperresponsabilidad, más conocido como el síndrome del "tengo que". Este fenómeno se manifiesta en una persona que ha convertido su vida en un imperactivo constante, en todas las áreas de su vida en donde no se da lugar de "perder el tiempo" y vive disponible haciendo algo las veinticuatro horas del día, todos los días.

Los autores del libro El síndrome del perfeccionista: el anancásticoManuel Álvarez, presidente de la Sociedad Andaluza de Medicina Psicosomática y Domingo Garcia Villamisar, profesor de Psicopatología de la Universidad Complutense de Madrid, señalan en este material que las personas con este patrón de conducta son vulnerables a sufrir por ansiedad,depresión, fibromialgi, transtornos alimenticios, etc...

«EL PERFECCIONISTA NO SOLO SUFRE PROBLEMAS DE SALUD, SINO TAMBIÉN SOCIALES: SUFRE Y HACE SUFRIR, FRUSTRADO POR SU BUENA VOLUNTAD Y GENEROSIDAD». Manuel Álvarez.

Tengo que. Foto: elblogdeanaysoraya.blogspot.mx

 

La psicóloga Paula Murillo, en defensa de los beneficios que tiene el "perder el tiempo" dice: "Algunos tips son tansencillos de aplicar a nuestra vida diaria como disfrutar de un café tranquilos, en lugar de pedirlo para llevar o permitirnos un minutos de más en la ducha". 

«LA EDUCACIÓN PASA POR SER LOS MEJORES, LOS MÁS PRODUCTIVOS, Y SUBRAYAR CONSTANTEMENTE LA IDEA DE QUE SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE, SE PUEDE MEJORAR. NO HAY TIEMPO QUE PERDER». Paula Murillo.

La clave para superar este síndrome es borrar de nuestra boca y nuestra mente la palabra "tengo que" equilibrandolo con unos cuantos "puedo y quiero" para dejar un momento de lado las presiones del día a día y darnos un "chance" de no hacer nada en un día de agobio. Es muy importante poner interes en nuestro mundo emocional y si las cosas no funcionan, entonces es momento de pedir ayuda profesional.

Todos nos merecemos saborear cada minuto sin vivir como si fuera una carrera que no podemos ganar. ¿Piensas que has estado viviendo aceleradamente tu día a día? entonces ¡Detente y analizate!

Sigue leyendo:

Temas

  • hiperresponsabilidad
  • mujer
  • tiempo
  • descanso
  • ellas
  • compromiso
  • responsabilidad
  • fenómeno

Comentarios

Te puede interesar