Logo Soy Carmin
No te pongas triste por envejecer, es un privilegio que muchos no tienen.
Buena Vida

No te pongas triste por envejecer, es un privilegio que muchos no tienen

Mientras que algunas se sienten mal por soplar una vela más en el pastel, otras anhelarían soplar esa y muchas más. Aprovecha la oportunidad que la vida te da de ir más allá 

Por: Brenda Colón Navar

No te pongas triste por envejecer, es un privilegio que muchos no tienen.(Pixabay)

No te pongas triste por envejecer, es un privilegio que muchos no tienen. | Pixabay

¿Te has sentido mal cuando tu cumpleaños se acerca? Cuando abres el cajón y ves esas fotos de hace algunos años, con tu cabello libre de canas y un rostro libro de arrugas, quizá con algunos kilos de más. ¿Qué es lo que duele? ¿Tu corazón o lo que otros dicen? No te pongas triste por envejecer, es un privilegio que muchos no tienen. 

Por una parte quizá las famosas nos han enseñado que no hay nada digno en envejecer, que lo mejor es aferrarnos a esos años de juventud y evitar pensar en las dolencias de la edad, pensar en que cada vez el tiempo corre más lento y nos acerca a nuestro fin.

Sí, está la sorpresa cuando nos dicen “Señora” por primera vez, pero la edad va más allá de nuestro aspecto, es nuestra actitud, nuestros gustos, nuestras ideas y transformarlas no tienen nada de malo, envejecer también es aprender, eso es lo más importante, lo que realmente nos marca la vida e inspira a los demás.

Los que no pudieron disfrutar la vida

Una vez visité un hospital infantil para pequeñitos con cáncer. Recuerdo que a pesar de los diagnósticos ellos se aferraban a la vida, querían seguir aquí, querían disfrutar de viajes, comidas, personas, querían sentirlo todo. ¿A dónde van esos sueños que no se cumplen? ¿Y esas ganas de vivir? Ojalá el aire de las llevara y las dejara con quien las necesite. 

También recuerdo a esa amiga que falleció poco después de terminar la universidad. Soñaba con recorrer el mundo, con hacer un posgrado, con tener un trabajo digno y hacer la vida que siempre imaginó. Estaba decidida a lograrlo, se esforzó como nadie, pero la vida decidió que todo terminaría al cruzar la calle, cuando un auto la embistiera por accidente. 

Ni qué decir de todos aquellos que perdieron la vida luchando por una causa, por atreverse a vivir y a buscar algo mejor para ellos y quien venía en el camino, de las que se fueron porque a alguien no le pareció que no quisieran obedecer o cooperar para sus deseos oscuros. 

No te pongas triste por envejecer, es un privilegio que muchos no tienen. Pixabay

Hay demasiados sueños sin cumplir, ¿por qué no cumplir los nuestros? No estamos aquí para sentir lástima por nosotros mismos, tampoco para ser el camino de otros, para ayudarles a subir o a crecer. Siempre nosotros tendremos el primer lugar, pues cuando somos nuestra mejor versión, es cuando nuestra luz realmente inspira a los demás. 

Recuerda a quienes no están cada vez que soples una vela, cada vez que alguien te diga que debes pintarte el cabello para cubrir las canas o cuando te veas en el espejo y descubras una arruga nueva. Ellos quisieran eso y mucho más, eres afortunada por estar aquí, por abrir los ojos a un nuevo día y decidir qué quieres hacer de él. 

No importa lo que la vida diga, eres tú quien decide cómo ser feliz.

TE RECOMENDAMOS