Logo Soy Carmin
No puedes sanar en otros lo que no ha sanado en ti.
Buena Vida

No puedes sanar en otros lo que no ha sanado en ti

Tu labor no es arreglar la vida de otros o dar consejos para que vuelvan al buen camino, tú no decides por nadie más y en tu vida aún hay capítulos pendientes, ¿cuánto tiempo más vas a postergar tu felicidad? 

Por: Brenda Colón Navar

No puedes sanar en otros lo que no ha sanado en ti.(Especial, película

No puedes sanar en otros lo que no ha sanado en ti. | Especial, película "Amelié"

No puedes sanar en otros lo que no ha sanado en ti, deja de perder el tiempo. Lo digo así, porque ahora es fácil criticar a otros, lo que no nos agrada, lo que nos molesta, lo que no nos parece, pero ¿te has preguntado por qué te pesa? 

Dicen por ahí que cuando alguien o algo te molesta habla más de tus asuntos pendientes que de su vida, habla de las cosas a las que aspiras y no tienes o de la forma en que tú enfrentaste o no esa misma situación. Te tengo noticias, tu vida no es para cambiar la de otros, se trata de ti, tu buen ejemplo dirá más que un consejo no solicitado. 

Sí, habrá oportunidades de hacer algo bueno por otros y aunque eso puede llenarte el corazón, es temporal si no cuidas de ti. Como en una de mis películas favoritas dijeron “tú no tienes huesos de cristal, tú puedes con los golpes de la vida”, ¿qué esperas para retomar el control? ¿para poner orden? ¿para ser feliz? 

No estamos aquí para ser maestros, sino para crear una vida mágica y feliz, una vida que nos dé plenitud y con ello diremos más que cuando nos metemos en vidas ajenas, eso es molesto, incómodo y solo lograrás que tus seres queridos se alejen.

Sana tú

Cuando por fin decides sanar, el proceso no siempre es fácil, pero siempre vale la pena porque te conviertes en la mejor versión de ti y ya no sientes esa necesidad de salvar a otros, no proyectas en ellos lo que te falta, lo que te duele, lo que te molesta, por fin te sientes completa. 

Cuando sanas aprendes a callar, a no resolver problemas ajenos sino a llevar una vida tranquila, dichosa y ordenada, es cuando te conviertes en inspiración para otros porque demuestras que si tú puedes, ellos también. 

No puedes sanar en otros lo que no ha sanado en ti. Especial Película "Amelié".

No puedes sanar en otros lo que no ha sanado en ti, deja de perder el tiempo, los que te rodean no están aquí para entrenerte, son parte importante de tu vida pero no la prioridad, el primer lugar siempre serás tú. No te quejes de no tener tiempo, cuando te enfocas siempre lo encuentras y hasta te sobra. 

Primero tú y después todo lo demás, cuando sanas, cuando arreglas todos esos asuntos pendientes la vida te cambia, las relaciones con los demás son otras, porque tienes mucho que aportar en lugar de ser una fuente de conflicto, dudas o inseguridad. Sana para ser feliz, sana para vivir sin remordimientos, sana para brillar como estás destinada a hacerlo.

Visita nuestro canal de Youtube  

TE RECOMENDAMOS