Buena Vida

No dejes a tu hijo en el auto, le costará la vida

En todo el mundo van en aumento los casos de pequeños que mueren a causa de este tipo de olvidos. 

Por: Gisselle Acevedo

No dejes a tu hijo en el auto, le costará la vida

No dejes a tu hijo en el auto, le costará la vida

Un olvido puede traer graves consecuencias. Dejar, "por segundos" a un pequeño al interior de un automóvil a pesar de las altas temperaturas que se registran en gran parte del planeta, se está volviendo costumbre. 

Hace unos días un caso relacionado con el tema, encendió las alarmas en todo el mundo. En Estados Unidos por ejemplo, en lo que va de 2016 se han registrado 16 fallecimientos de menores por sobrecalentamiento al permanecer dentro de automóviles muy calientes, según el portal No Heat Stroke, y eso que el verano apenas acaba de comenzar y generar las temperaturas más calurosas y de alto riesgo.

La gran interrogante es, ¿por qué los padres o madres dejan a sus infantes dentro de los automóviles, como si fuesen un objeto?. Se van, dejándolos a merced de las altas temperaturas, que pueden alcanzar los 50 grados o más en pocos minutos al interior de un vehículo que se encuentra al rayo del sol, incluso aunque afuera la temperatura no sea tan desmesurada.

Aunque no hay claridad total sobre las causas, expertos hablan de que en la mayoría de los casos se trata de una distracción: padres o madres que conducen al trabajo y de repente, concentrados en otros asuntos, olvidan dejar al infante en la guardería, siguen con el menor a bordo hasta donde realizan su trabajo y lo dejan dentro del vehículo a merced del calor brutal.

Y aunque en muchas ocasiones esas muertes son consideradas accidentales o implican únicamente cargos de homicidio imprudencial, la cantidad de esos casos es alarmante: en 2014, 30 menores murieron por esa causa y al menos 44 en 2013, de acuerdo a expertos citados por CNN. En un artículo al respecto en el portal The Conversation se sitúan en unas 300 las muertes de niños de ese modo desde 2004, y 661 desde 1998 a la fecha, según No Heat Stroke.

David Diamond, quien ha analizado ese fenómeno desde la perspectiva neurobiológica y cognitiva, dijo en The Conversation que una hipótesis que ha hallado para explicar esos trágicos olvidos es que, cuando por alguna razón se da un cambio en una rutina, muchas veces las personas continúan en automático sus hábitos anteriores y olvidan u omiten realizar aquella nueva actividad.

Así, por ejemplo, una madre que usualmente no lleva a su bebé a la guardería y que un día debe hacerlo, puede quedarse fijo en la memoria y la consideración de sus actividades originales y seguirlas en modo automático.

 

 

TAMBIÉN PUEDES LEER:  

 

Temas

  • madre
  • automovil
  • descuido
  • hijo
  • pequeño
  • mujer

Comentarios

Te puede interesar