Logo Soy Carmin
No al soborno como estrategia de educación de los hijos
Buena Vida

No al soborno como estrategia de educación de los hijos

Si tienes problemas para que tus hijos te obedezcan en las instrucciones que le das, tenemos algunos consejos para que lo haga sin necesidad de que tengas que recurrir al soborno

Por: Nancy Villarreal

No al soborno como estrategia de educación de los hijos(Especial Pexels)

No al soborno como estrategia de educación de los hijos | Especial Pexels

Muchas veces, con tal de tener a los niños bajo control y tranquilos, somos capaces de brindarles todo lo que nos piden, y en ocasiones, exigen. Por muy calmadas que hagamos solicitudes a nuestros hijos, cuando ellos se empecinan en hacer su voluntad, las cosas se pueden poner un poco complicadas. Sin embargo, los expertos psicología dicen que lo peor que podemos hacer, es usar el soborno en la crianza

Este es un patrón muy común, aunque lo neguemos, pero solo basta con ceder una vez para que los pequeños entiendan cómo pueden funcionar las cosas. Si quieres que tus hijos limpien su cuarto o recojan sus juguetes, no les prometas que si lo hace, le vas a comprar un dulce o ese juguete nuevo que tanto desea, porque será un cuento de nunca acabar.

Un círculo vicioso del que no se podrá salir tan fácil y en el que se van a sentir cómodos y complacidos. Si bien los resultados obtenidos pueden ser positivos en momentos, este enfoque de crianza y educación de los hijos tiene un problema del que no se le puede apartar: y es que la mamá está entrenando al pequeño para que la ignore hasta que ella le ofrezca algo interesante

Puedes leer: Tres formas de corregir a un niño irrespetuoso

Los expertos del portal Psicología Hoy aseguran que esto puede llegar a grados insospechados, en los que los niños aguanten una actitud de desobediencia hasta que llegue una oferta con un precio superior al que han recibido antes. Igual de negativa es la interacción que se entabla madre e hijo, pues se le está enseñando que asumir las responsabilidades deben estar ligados a recompensas materiales. 

La verdad es que las responsabilidades tienen un mayor peso intangible, entonces, lo que se debe procurar es que los hijos aprendan a ser responsables, a hacer lo correcto y que es beneficioso tanto para ellos como para los suyos dentro de casa. Aunque parezca una tarea imposible el lograr que los niños cooperen, tampoco hay que caer en patrones que son dañinos para ambas partes

No uses el soborno en la educación de tus hijos.
No uses el soborno en la educación de tus hijos. / Especial Pexels

Cómo evitar el soborno en la educación de los niños

A continuación, algunos consejos para el hogar para lograr criar niños que cooperen de forma positiva: 

Explica el motivo de tu solicitud. Con palabras lógicas y fáciles de entender; por ejemplo, para que levante sus juguetes, puedes decirle que alguien podría pisarlos y sufrir un accidente, o bien, que podría romperlos sin querer. 

El juego como tarea. Claro que los niños van a preferir jugar, que cumplir con sus responsabilidades, entonces, una buena estrategia para que aprendan sobre responsabilidad, es convertir las tareas en un juego de los dos: Puedes proponerle levantar los juguetes rojos y él o ella, los azules. Esto es más atractivo para ellos, que una simple orden. 

Habla de las consecuencias positivas de cumplir. "Entre más pronto limpies, más tiempo tendremos para ver películas"; esta es otra forma de alentar la cooperación de los hijos y enseñarles sobre la importancia del orden y la responsabilidad. 

Puedes leer: Castigar y dar órdenes deja más daños que lecciones, afirman expertos

No olvides los halagos. Es muy saludable en la crianza de los hijos, agradecer el apoyo de los niños y mostrar la aprobación de madre. Puedes elogiar el modo en el que acomoda sus pertenencias y decirle que es un gran ayudante en casa. Listo, de estos modos se puede evadir el uso del soborno y la crianza de niños convenencieros.  

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Nancy Villarreal

Nancy Villarreal

Periodista

Soy una comunicóloga mexicana de 31 años que está buscando encontrar el equilibrio y la felicidad en todos los aspectos de su vida. Apasionada de la redacción, la fotografía y la danza.

Ver más

Comentarios