Logo Soy Carmin
Nacimos para ser felices, no perfectos
Buena Vida

Nacimos para ser felices, no perfectos

Con el tiempo entendí que el perfeccionismo nos limita, porque nos impide disfrutar de los sucesos inesperados, esos que nos sacan sonrisas y nos hacen tener hermosas memorias  

Por: Laura Alarcón

Nacimos para ser felices, no perfectos(Unsplash)

Nacimos para ser felices, no perfectos | Unsplash

Nacimos para ser felices, no perfectos. Es imposible tener todo bajo control, porque existen muchos factores que no puedes controlar o predecir, por ello es mejor aprender a adaptarnos. 

El ser extremadamente controlador sólo te estresa y te impide disfrutar de la vida, ser menos exigente contigo mismo puede librarte varias noches de insomnio y evitarte varios disgustos. 

Sabemos que amas tu trabajo y quieres  hacerlo lo mejor posible, pero necesitas descansar para poder tener tu energía recargada. Recuerda que cuando no duermes las horas necesarias el cuerpo te pasa la factura. 

Pasa más tiempo con tu familia y amigos, los pendientes en la oficina nunca se van a terminar, así que aprende a delegar, confía en tu equipo de trabajo para poder escaparte ocasionalmente. 

Permítete equivocarte y aprender de los errores, establece horarios de trabajo y respetalos, deja de acumular horas extras, tu familia te necesita, mereces un respiro y lo sabes, deja de posponer esas vacaciones. 

Nacimos para disfrutar de la vida, procura que tus decisiones las tomes basándote en tu bienestar y no en complacer las expectativas de tu jefe.

Visita nuestro canal de Youtube

TE RECOMENDAMOS