Logo Soy Carmin
Muestra tus canas y arrugas con orgullo, eres madura y encantadora
Buena Vida

Muestra tus canas y arrugas con orgullo, eres madura y encantadora

Arréglate cada día, ponte más linda, dedícate tiempo para que al verte, se alegren tu espejo y los ojos de quienes te contemplan. No te escondas, muéstrate con orgullo tal como eres. No agaches la cabeza, no encorves tu espalda, ni arrastres los pies

Por: Marisela Salazar

Muestra tus canas y arrugas con orgullo, eres madura y encantadora(Fuente: Pexels)

Muestra tus canas y arrugas con orgullo, eres madura y encantadora | Fuente: Pexels

Quizás ha llegado el momento de peinar canas y al contemplarte en el espejo se dibujan arrugas repletas de ayeres en tu piel. No te preocupes, es solo apariencia y cambia con cada minuto que pasa. Aún con tus décadas vividas eres una mujer encantadora. Tu gracia no se desvanecerá con el paso del tiempo, te acompañará hasta tu último aliento.

Quizás tu adorable cabellera azabache el invierno de la vida la ha empezado a tornar gris. Pero tú eres como los buenos vinos y has mejorado con los años. No hay nada más digno que una mujer madura y nada más falso que la edad. A ti los años te han sentado de maravilla, te hicieron más bella y radiante.

Quizás tu figura y tu postura han cambiado por los años que traes a cuestas. Pero a tu mirada y a tu sonrisa no las marchita el tiempo. Aún provocas suspiros y elogios cuando contemplan tu andar porque vas dejando una estela de encanto a tu paso. Te adueñas de los pensamientos de los caballeros que admiran tu madurés.

No vivas de recuerdos amarillos, fija tu mirada en el futuro con alegría y entusiasmo. Lo mejor siempre está por venir. Estás viva, más viva que nunca. Sueña, ponte nuevas metas, haz planes. No pienses que el pasado fue lo mejor que te ha pasado, agradece por todo lo bueno que has vivido y atesóralo en tu corazón, pero sigue soñando.

Seguir leyendo: Mujer, ámate primero tú; mucho y bien bonito

Suelta los hombros, levanta el mentón y mantén erguida la espalda. Permite que el peso de todos tus dolores, pesadumbres y desdichas del pasado se deslicen hasta el suelo y úsalos como escalones. Libérate de todo aquello que te impide avanzar. Sé libre de ataduras. Sé plenamente feliz.

Porta tu edad con orgullo y sé optimista sobre todas las cosas. No te quejes de tus achaques reales o imaginarios porque terminarás por creerte más vieja y más enferma de lo que en realidad estás. Vive tu vida a plenitud, la vejez no es cuestión de años, es un estado de ánimo. No esperes con tristeza que tu vida se apague, aviva tu alegría. 

Seguir leyendo: Jamás te rindas, cumple los anhelos de tu corazón

Ámate mucho. No te veas fea, gorda o demasiado flaca, lo que realmente importa es tu corazón, no la piel que te envuelve y se marchita. Observa lo lindo de tu cuerpo, aprécialo y destácalo. No te sientas menos que otras mujeres, cada una es única y especial, y todas tienen sus virtudes. Como te sientes, te ven. Entonces, siéntete bella.

No te escondas, muéstrate con orgullo tal como eres. No agaches la cabeza, no encorves tu espalda, ni arrastres los pies. Evita actitudes y gestos de mujer derrumbada porque no lo eres. Arréglate cada día, ponte más linda de lo que eres, dedícate tiempo para que al verte se alegren tu espejo y los ojos de quienes te contemplan.

Mírate al espejo y habla contigo misma. Dedícate esas palabras que tanto necesitas y que quizás nadie te dice. Contémplate, sonríete, quiérete. Trátate bien porque nadie lo hará mejor que tú. Dedícate tu mejor sonrisa. Naciste bella y lo serás por siempre, se tiene la edad que se ejerce y el corazón no envejece. Los años te enseñaron a vivir.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Marisela Salazar

Soy licenciada en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad de Occidente, unidad Los Mochis, Sinaloa. Reportera y conductora de TV Azteca Sinaloa. Reportera y conductora de streaming de El Debate de Los Mochis. Me he dedicado a contar historias. Relatar grandezas para inspirar. Narrar dolores y pesares para mitigar y ayudar. Creo en el poder de las palabras, en la bondad de la gente y en la magia de las risas, suspiros e instantes. Soy soñadora, curiosa, risueña y apasionada. Avanzo acarreando anhelos y esperanzas. Mientras dure la vida me resisto a ser indiferente. Todos podemos apartar esa piedra del camino.

Ver más

Comentarios