Logo Soy Carmin
Madres que son impulsivas con sus hijos pueden generarles frustración y tristeza
Buena Vida

Madres que son impulsivas con sus hijos pueden generarles frustración y tristeza

Cuando mamá no sabe cómo contralarse y actúa por impulso con gritos y regaños, contribuirá a que los hijos que presencian estos actos tengan dificultades en algún momento para establecer vínculos interpersonales sanos

Por: Aline Ordaz

Madres que son impulsivas con sus hijos pueden generarles frustración y tristeza(Foto: Pexels)

Madres que son impulsivas con sus hijos pueden generarles frustración y tristeza | Foto: Pexels

Las madres que son impulsivas con sus hijos pueden generarles sentimientos de frustración y tristeza. Los niños y niñas que crecen en un ambiente con madres y padres con actitudes impulsivas pueden acabar presentando rabia o ira y es muy posible que no logren desarrollar herramientas adecuadas para gestionar los conflictos.

Cuando mamá no sabe cómo contralarse y actúa por impulso con gritos y regaños, contribuirá a que los hijos que presencian estos actos tengan dificultades en algún momento para establecer vínculos interpersonales sanos. Podremos ver a hijos con falta de empatía, asertividad, capacidad de reflexión, autocontrol, expresión y gestión adecuada de las propias emociones.

Puedes leer: Hijos con ira, lo que deben hacer las madres para tratarlos desde una crianza respetuosa 

Las madres que golpean a sus hijos, como reacción a su impulso al estar enojadas, que se gritan a ellas mismas o a la demás gente propician niños y niñas impacientes, tiranos y egoístas. Si no quieres que tus hijos comiencen a actuar de la misma manera impusiva que tú, entonces será mejor buesar  cuál es el agente causante de esas conductas y atenderlas lo más pronto posible.

Si la impulsividad es una de nuestras señas de identidad o estamos atravesando una época complicada emocionalmente que genera que tengamos menos paciencia a la hora de enfrentar nuestros problemas o de tratar con los hijos, conviene que tomemos conciencia de este hecho y pongamos en práctica algunos consejos para aprender a controlar nuestros impulsos. 

Las madres pero también los padres que son impulsivos son aquellos que suelen actuar sin controlar sus emociones y sin reflexionar, movidos por elecciones instintivas y guiados únicamente por sus pulsiones. Antes que nada, debes saber que las personas tenemos derecho a hacer uso de respuestas impulsivas en determinadas ocasiones y tenemos derecho a cometer errores y a equivocarnos.

Madres que son impulsivas con sus hijos pueden generarles frustración y tristeza. Foto: Pexels

Nos podemos permitir gestionar de forma menos reflexiva o meditada un conflicto concreto pues somos humanos y nadie es perfecto. Es exactamente esto lo que debemos tratar de transmitir a nuestros hijos e hijas cuando nos ven actuar de manera impulsiva ante un acontecimiento. El reconocimiento de nuestras emociones es la principal tarea de los hijos, pero hay que enseñarla.

Hay que enseñar a los hijos desde la inteligencia emocional, la madre es el modelo a seguir de los hijos, así que mostrar el lado más vulnerable, saber pedir perdón, reconocer que nos hemos equivocado y explicarles qué otras alternativas pudiemos haber tomado antes de actuar impulsivamente, es una lección maravillosa que les podemos brindar.

Explora todo lo que Disney+ te ofrece

Precisamente porque las madres y padres son referentes de niños y niñas, si reaccionan impulsivamente ante los problemas o retos, es importante que cuando estén más calmadas las aguas, entonces se pida una disculpa, se expliquen los sentimientos que cruzaron por tu mente para actuar de esa manera y dejes claro que ya te sientes mejor.

Puedes leer: Mexicana que se casó con miembro de la realeza británica, se divorcia 18 meses después por presunta violencia

Factores como el estrés o la ansiedad pueden favorecer este tipo de respuestas tanto de madres como de padres, pero cuando la impulsividad se adueña de nuestra vida y forma parte de nuestra manera de ser, va a acarrear consecuencias negativas para las personas que nos rodean. Por lo que juntos en familia pueden aprender a manejar sus reacciones impulsivas.

Síguenos en

Temas

  • Madres
  • Hijos
  • Tristeza

Comentarios