Logo Soy Carmin
Los hijos de mujeres trabajadoras se convierten en adultos felices: estudio
Buena Vida

Los hijos de mujeres trabajadoras se convierten en adultos felices: estudio

Nuestra identidad se forma de las experiencias y modelos a seguir que tenemos y una madre es un referente esencial; un estudio de Harvard encontró que los hijos de mujeres trabajadoras son adultos más felices; hoy en Soy Carmín te contamos sobre esta investigación

Por: Diana Miriam Alcántara Meléndez

Las personas somos producto de nuestras experiencias y enseñanzas, según aquellos con quienes convivimos y las lecciones de vida inmersas en nuestro crecimiento, que recibimos en casa, de nuestros, padres, así como de nuestro entorno y ambiente, familiares y escuela por ejemplo.

En 2015, los resultados preliminares de un estudio de la Escuela de Negocios de Harvard descubrieron que las hijas de mujeres trabajadoras eran personas adultas con mejor desempeño en sus carreras, a comparación de hijas con madres que se quedaban en el hogar.

Puedes leer: Señales de que eres una mujer madura, exitosa y con inteligencia emocional

Ahora, la profesora a cargo del estudio, Kathleen McGinn, ha concluido su investigación y descubierto otros importantes e interesantes hallazgos; entre los más importantes, que los hijos de las madres trabajadoras son más felices al llegar su vida adulta.

La gente todavía tiene la creencia de que cuando las madres tienen empleo, de alguna manera es perjudicial para sus hijos. Entonces, nuestro hallazgo de que el empleo materno no afecta la felicidad de los niños en la edad adulta es realmente importante”, comenta la profesora de administración de empresas de Cahners-Rabb.

No se trata de criara hijos más o menos felices, ni de vivir con una culpa por tener que trabajar y entonces creer que se les descuida, explica la investigadora. Trabajar es una elección de vida y si se es feliz con ella, los hijos lo percibirán. “Cuando las mujeres eligen trabajar, es una elección financiera y personal. Las mujeres deben tomar esa decisión en función de si quieren o necesitan trabajar, no en función de si están dañando a sus hijos, porque no es así”, comenta la profesora.

Los resultados preliminares del estudio arrojaron que las hijas de mujeres trabajadoras desarrollan un sentido de autosuficiencia en su vida adulta, el tener un ejemplo a seguir, y son capaces de cargar con responsabilidades e incluso ellas mismas ser mujeres y madres trabajadoras, explica la Harvard Business School en su sitio web.

Los hijos de mujeres trabajadoras se convierten en adultos felices: estudio
Los hijos de mujeres trabajadoras se convierten en adultos felices: estudio. FOTO: Unsplash

“Tener una madre empleada hace que las hijas piensen que el empleo es compatible con la crianza de los hijos. Si en realidad estás observando a una madre empleada que maneja una vida compleja y maneja múltiples demandas (un trabajo, una familia, un hogar), ves que puede funcionar. Todo lo que sabemos sobre los modelos a seguir y el aprendizaje social sugiere que los niños están aprendiendo activamente habilidades para la vida de los adultos que los rodean. Se trata de a lo que están expuestos cuando son niños”.

El estudio además comparó dos bases de datos, dando un total de 100 mil personas entrevistadas, hombres y mujeres, de 29 países, en que se indagó cómo es que la vida laboral de la madre afecta o impacta en la vida adulta de sus hijos, en términos de cómo vivían las madres su vida laboral y el tiempo que pasaban en casa y cuidando de sus hijos.

En comparación con las mujeres cuyas madres se quedaron en casa tiempo completo, las mujeres criadas por una madre empleada tienen 1.21 veces más probabilidades de estar empleadas; 1.29 veces más probable que supervisen a otros en el trabajo; y pasan 44 minutos extra en sus trabajos cada semana.

Sólo las hijas adultas, no obstante, no los hijos, ven sus carreras influenciadas por el hecho de que sus madres trabajaran. Según la investigación, quizá esto se deba a que los hombres tienden a estar empleados y, según otras investigaciones, las ocupaciones y los ingresos de los hijos muchas veces están ligadas al empleo de sus padres, explica Kathleen McGinn.

Los hijos varones pueden verse influidos de otras maneras, detalla la profesora; por ejemplo, pasan 50 minutos adicionales cada semana cuidando a los miembros de la familia. Los hijos de madres trabajadoras también tienen actitudes significativamente más igualitarias en cuestiones de equidad de género.

Los hijos de mujeres trabajadoras se convierten en adultos felices: estudio
Los hijos de mujeres trabajadoras se convierten en adultos felices: estudio. FOTO: Unsplash

“Los hijos de madres empleadas también tienden a elegir esposas que están empleadas, y también tienen actitudes de género más igualitarias sobre mujeres y hombres en el lugar de trabajo. Entonces, tener una madre empleada afecta las decisiones que toman estos hijos”, indica la profesora.

 

Entre otros hallazgos del estudio, se encuentran:

  • Las hijas de madres que trabajan dedican alrededor de una hora menos a las tareas domésticas en comparación con los hijos de madres amas de casa.
  • Tanto los hijos como las hijas de madres empleadas tienen significativamente más educación que los hijos de madres que no están empleadas.
  • La influencia del empleo de las madres en las carreras de sus hijas es menos importante cuando las niñas ven a muchas otras mujeres con trabajo, porque estas mujeres pueden actuar como modelos a seguir.
  • Para los hijos varones, el empleo de sus propias madres es fundamental sobre cuánto ayudan a sus propios hijos, incluso cuando se crían rodeados de muchas otras mujeres con empleos.

“Para las niñas, ver a otras madres empleadas puede tener algunos de los mismos efectos en las actitudes y habilidades. Para los niños, sus propias mamás y otras mujeres de la comunidad son complementos; cada uno refuerza al otro”, detalla la investigadora.

Finalmente, Kathleen McGinn espera que sus hallazgos animen a las mujeres a no sentir culpa por la forma como cuidan y crían a sus hijos si es que son madres trabajadoras. “Las mujeres están socializadas para creer que las madres deben quedarse en casa con sus hijos, por lo que cuando te separas de tus hijos todos los días para trabajar, puede ser doloroso. A medida que comprendamos gradualmente que nuestros hijos no están sufriendo, espero que la culpa desaparezca”.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Diana Miriam Alcántara Meléndez

Creo por completo en el poder de la palabra escrita; es por eso que estudié comunicación y guionismo. Tengo un Master en Comunicación, Periodismo y Humanidades con especialidad en Narrativa Audiovisual de la Universidad Autónoma de Barcelona. Soy amante del cine, las series, la música, la cultura popular, la literatura, la moda y todo lo que tenga que ver con entretenimiento, curiosidades y aprender cosas nuevas. Siempre tengo un dulce en la bolsa, hay sin falta un libro en mi buró y no puedo vivir sin papel y pluma a la mano para apuntar nuevas ideas.

Ver más

Comentarios