Buena Vida

Las madres insoportables forman hijas exitosas

Un estudio lo comprueba, las niña que no tuvieron total libertad en su infancia hoy son mujeres fuertes. 

  • mujer

Por Gisselle Acevedo

-

Cuánta razón tenía mi madre cada que desde la cocina me gritaba (por mi nombre completo) para corregir mi comportamiento. Digo esto porque con el paso de los años y un estudio reciente confirmé que por ello soy lo que soy. 

¿Quiéres saber más del tema? Resulta que una investigación reveló que las hijas de madres insoportables son más exitosas en la vida. ¿Crees que tu mamá es exigente y fastidiosa? ¡Agradécele!

La Universidades de Essex en Inglaterra, realizó un estudio en el que se comprobó que las hijas de madres insoportables (esas que están al tanto de cada paso que damos, que no se nos despegan y que al parecer nunca tenemos contentas) tienen más probabilidades de convertiste en mujeres de éxito comparadas con las hijas de madres permisivas y consentidoras.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores hicieron un seguimiento a la vida de 15 mil 500 niñas de entre 13 y 14 años, del 2004 al 2010. Las que eran hijas de mujeres estrictas que ponían rigurosas reglas de conducta y les exigían más, fueron más propensas a ir a buenas universidades y ganar mejores sueldos. 

Por otro lado, las hijas de ‘madres insoportables’ tuvieron menos posibilidades de quedar embarazadas cuando apenas eran adolescentes. Así que si tienes una madre que no te da completa libertad para hacer lo que se te viene en gana (sobre todo en la adolescencia), agradécele su preocupación, pues tienen más probabilidades de ser exitosa en la vida. Más tarde entenderás por qué lo hace. 

Esto te puede interesar: 

Síguenos en

Temas

  • mujer
  • madre
  • madre exigente
  • mujer exitosa
  • mujer fuerte
Más sobre este tema

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Debes ingresar un E-mail valido. Ha sucedido un error en la suscripcion.
¡Tu suscripcion ha sido exitosa!

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones