Buena Vida

La dieta emocional para superar el sobrepeso

"No se trata de controlar todo lo que comes, sino aprender a diferencia el hambre del antojo"

Por: Ana Izabal

kimbiggio.com

kimbiggio.com

En la Grecia clásica, los estudiosos de la salud creían que la enfermedad era un desequilibrio natural que afectaba al hombre según su temperamento. Hipocrátes, padre de la medicina, consideraba que el "humor" del individuo, era el causante de todas sus enfermedades. Así, las personas que padecían de problemas del corazón, se consideraban valientes y esperanzados, mientras que los irritables y temperamentales, padecían del hígado y la bilis

Hoy la ciencia se encuentra muy lejos de los antiguos griegos, pero no del todo, pues aún y con los avances de la medicina moderna, se nos dificulta superar ciertos padecimientos, especialmente los que dependen de nuestros hábitos. 

Uno de esos padecimientos es el sobrepeso y en su nivel más avanzado, la obesidad. Todas estamos conscientes de las consecuencias de esos kilitos de más, que no afectan solo nuestra imagen sino también nuestra salud, misma que debe ser la prioridad número uno en nuestra escala de preocupaciones.

fuentesfidedignas.com.mx

 

¿Por qué no puedes adelgazar a pesar de tus esfuerzos? 

Por años he luchando contra mi peso y por mucho tiempo culpé a mi genética, a la falta de tiempo y al sedentarismo, cosas que de verdad AFECTAN, pero luego comprendí que las dietas convencionales y el ejercicio no funcionaban porque mi alimentación siempre estaba determinada por mis EMOCIONES

Lo que se refleja en el cuerpo es  expresión de la información o imagen correspondiente que hemos producido en nuestro cerebro. La enfermedad nos afecta en el plano de la conciencia; el síntoma nos afecta en el plano corporal

Así lo explica Vittoria Veri Doldo, coach y blogger de salud y fitness, quien cree que la imposibilidad de superar el sobrepeso tiene una relación estrecha con el estrés, la rabia y la falta de expresión de emociones y pensamientos en momentos de dificultad. 

El acto de comer equivale a ingerir y llenar el vacío que hay en el estómago, pero el hombre es el único mamífero que come aunque no tenga hambre.

La forma en la que reaccionamos ante ciertos acontecimientos envía un mensaje directo a nuestro cuerpo, generando un estado caótico o bien de estabilidad. Una reacción positiva provocará acción y retro alimentación con los otros, generará movimiento y fluidez; mientras que una reacción negativa solo provoca la acumulación de emociones y la falta de voluntad para cumplir con nuestros objetivos. 

La comida no puede llenar el vacío emocional

Para muchos que luchan contra su peso, será normal relacionar casi todas las emociones con la comida; se come cuando se está deprimido o para festejar algo importante, se come por ansiedad o por aburrimiento y estos comportamientos son los que a largo plazo provocan una acumulación de peso y afectan considerablemente la salud. 

¿Cómo aplicar la dieta emocional?

La dieta emocional es básicamente, la concientización del acto de comer. Está por demás decir que toda alimentación balanceada y una rutina de ejercicio es siempre un remedio efectivo, pero en el caso de las personas que NO LOGRAN seguir una rutina por más de un mes, es importante identificar las motivaciones y detenerse a pensar antes de comer en exceso. 

Esta forma de alimentación no es un régimen que debe cumplir con medidas y horarios exactos, NO se trata de CONTROLAR absolutamente todo lo que ingerimos, sino aprender a identificar los LÍMITES y diferenciar el hambre del antojo. 

blog.healthenergycoaching.com

 

Para ponerlo en práctica solo debes hacerte estas preguntas cuando sientas el impulso de comer de forma poco saludable:

1.- ¿Por qué como?

2.- ¿Cúando quiero comer?

3.- ¿Qué como?

4.- ¿Cómo es que como?

5.- ¿Cúanto como?

6.- ¿Dónde como? 

Recuerda que no hay recetas mágicas ni remedios inmediatos para sanar nuestro cuerpo. Una imagen bonita es el reflejo de una buena salud y la clave para lucir como TU quieras lucir, es identificar nuestras motivaciones y comportamientos, sin necesidad de sentirte esclava del gimnasio. ¡Tu puedes hacerlo! 

Con información de healthenergycoaching.com

 

También te podría interesar: 

 

 

Temas

  • Buena Vida
  • Mujeres
  • Dieta
  • Emociones
  • Salud
  • Sobrepeso

Comentarios

Te puede interesar