Logo Soy Carmin
La culpa que siente una madre aunque sea la mejor, a todas nos pasa.
Buena Vida

La culpa que siente una madre aunque sea la mejor, a todas nos pasa

Muchas veces ignoramos la carga mental de ser mamá y la presencia de una culpa que nos consume aunque no debería, hoy en Soy Carmín profundizamos en el tema y te recordamos que a pesar de todo lo estás haciendo muy bien, no existen las mamás perfectas

Por: Brenda Colón

La culpa que siente una madre aunque sea la mejor, a todas nos pasa.(Pexels)

La culpa que siente una madre aunque sea la mejor, a todas nos pasa. | Pexels

¿Cuántas veces has sentido que como mamá no haces lo suficiente? ¿Cuántas veces te has comparado con otras mamás y te sientes la peor del mundo? Ser mamá es el trabajo más difícil y cansado de todos, por eso hoy queremos recordarte que no estás sola y hablarte de la culpa que siente una madre aunque sea la mejor, a todas nos pasa. 

Y es que cuando escuchamos la palabra “maternidad”, lo más seguro es que en nuestra mente aparezcan esas imágenes de las madres que hacen todo con una sonrisa, las que tienen una casa impecable, unos niños que siempre se portan bien, un esposo cariñoso, las que no tienen ojeras ni la ropa manchada, perfectamente peinadas y claro, exitosas en todo…algo que no es real.

Leer más: Miedos que una madre debe vencer para criar niñas fuertes y exitosas

Cada vez hay más apertura sobre lo que implica ser mamá en realidad y cómo luchamos para cambiar esa idea de que ser mamá es fácil, es algo que se da natural y sin estrés alguno. De un tiempo a la fecha la salud mental de las madres ha cobrado más interés y así, diversas psicólogas se han dado a la tarea de la importancia de hablar del tema, de crear terapias específicas y siempre recordarnos que toda madre hace lo mejor que puede. 

Entre las cargas invisibles de toda madre precisamente está la culpa y el equipo de psicólogas de “Happy as a mother” (Feliz como mamá), expertas en salud mental maternal nos comparte las señales más claras de que la sufres: 

  • Sientes que no eres suficiente para tus hijos y tu familia
  • Te sientes insegura de lo que haces y piensas mucho en el “Debería”
  • Es difícil explicar el sentimiento a otras personas 
  • Constantemente sientes que fallas 
  • Te sientes culpable por cuidar de ti antes que de los otros 
  • Nunca descansas
  • Te comparas con otras mamás y sientes que son mejores que tú
  • Te cuesta lidiar con las opiniones de los demás 
  • Seguido te cuestionas sobre si realmente eres buena mamá 

“Las mamás somos expertas en sentirnos culpables, ¿no? Culpables por quedarnos en casa a criar a nuestros hijos, culpables por trabajar, culpables por no estar de buenas todo el tiempo, culpables si los dejamos usar pantallas antes de tiempo o si no hacemos la comida sana y natural que deberíamos”, explica el grupo de psicólogas. 

Transformemos la culpa en momentos de aprendizaje 

La realidad es que todas pasamos por esta experiencia por el simple hecho de que somos seres humanos con una cantidad inmensa de emociones. No, no eres ni soy una mala madre, no quiere decir que no podamos hacer las cosas y las demás sí, no quiere decir que no sirves para ser mamá, no quiere decir que hay algo mal en ti, todas sentimos culpa alguna vez y simplemente no debemos dejar que nos domine aunque no sea cosa sencilla. 

La culpa que siente una madre aunque sea la mejor, a todas nos pasa. Pexels
Las madres perfectas no existen, no te presiones.

Como mamá debes darte el tiempo de entenderte y escucharte, de reconocer que estás bajo una presión enorme por parte de tu familia y de la sociedad, entender que es difícil que siempre te necesite otro ser humano, además tener presente que las mamás perfectas no existen.

Cuando estallamos nos sentimos lo peor del mundo, pero las psicólogas recalcan que el vínculo con nuestros hijos es flexible y no frágil, que esos malos momentos pueden repararse si sabes disculparte y explicar lo que sientes, si aceptas ayuda en lugar de querer hacerlo todo.

Transformemos esa culpa en algo más productivo, en prevenir esos arranques con pequeñas acciones en el día a día porque sí, a los seres queridos también se les ponen límites por amor y si mamá no está bien su familia tampoco lo estará.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Brenda Colón

Brenda Colón

Redactora Web

Estudié la Licenciatura de Comunicación en UABC Tijuana, además cuento con una Maestría en Mercadotecnia y Medios Digitales por parte de UNID. Antes de llegar al maravilloso equipo de Soy Carmín, fungí como Community Manager de diversas empresas en Tijuana y jefa de redacción en diversos medios. Actualmente me apasionan temas como la maternidad, crianza infantil, las series de televisión, las películas y las novelas, además de las celebridades también me encanta escribir sobre pareja, inteligencia emocional, amor propio, vestidos, maquillaje, realeza, estudios curiosos, remedios caseros y salud, además de noticias de interés general.

Ver más

Comentarios