Buena Vida

Juegos eróticos sin la vista

Manos a la obra, hay mucho por hacer y disfrutar

Por: Norma Portillo

Foto: Sexologuia.com

Foto: Sexologuia.com

Tener relaciones sexuales sin usar la vista le da misterio a la relación. Además la expectativa de qué hará en el momento que tienes los ojos vendados hace que nuestros sentidos se agudicen.

Para lo cual puedes usar una mascada, una bufanda, vendas o un paliacate, cualquiera que tengas a la mano es buena para vendar los ojos siempre y cuando no se desanude muy rápido o huela mal.

Ten a la mano diferentes objetos como plumas, terciopelo, cepillo de cuerdas suaves, trata de que el material a emplear sea suave y agradable al tacto.

Venda los ojos de tu pareja y acuéstale boca abajo, pasa alguno de esto objetos por sus brazos, piernas, espalda, cuello. Después inicia en las zonas erógenas, las ingles, el trasero.

Que se de vuelta y sigue con las tetillas cuello y labios. La razón de este juego es para enceder a la pareja y hacer vínculos que les ayude a crear lazos, incrementar la confianza y sacar de la rutina a la relación sexual. 

Puedes tomar un cubo de hielo y dejar caer unas cuantas gotas por su torso, esa sensación es muy agradable. O puedes recorrer su cuerpo con una pluma, en fin recurre a todo aquello que se te ocurra, claro, sin lastimar.

Ahora sí, puedes tocar genitales de manera muy sutil, pero aún no hagas que termine.

Para explorar el sentido del gusto dale a probar algo que no haya comido pero que sea agradable al gusto, un helado de algún sabor que no haya probado, un poco de un buen vino, mermelada, etc.

Para exaltar el sentido del olfato pon esencias aromáticas en la recámara.

Vuelve a su zona íntima y sujeta su pene con tus manos y hazle el sexo oral, suavemente. Si quieres utiliza un lubricante de sabor para prolongar el momento. Deja un momento esto y besa el cuello, deslizarte hacía abajo y sigue besando vientre, tetillas y alrededor del pene.

Puedes dar pequeños mordiscos a tu pareja, lamer o besar todas las partes de su cuerpo que quieras.

Finalmente, con los ojos vendados aún, termina en la posición que desees para llegar a lo que los dos quieren. Si quieres ser tú la que experimente las sensaciones pide a tu pareja que haga lo mismo contigo, pueden intercambiar papeles.

Una variación de esto podría ser que los dos se vendasen los ojos y descubran nuevas formas de disfrutar del sexo con la pareja.

Esto te puede interesar:

Temas

  • mujer
  • sexo
  • caricias
  • juegos
  • vendas
  • ojos cerrados

Comentarios

Te puede interesar