Logo Soy Carmin
Hábitos que tienen los niños altamente sensibles
Buena Vida

Hábitos que tienen los niños altamente sensibles

¿Has identificado que tu hijo tiene dificultades para separarse de ti y disfrutar de la convivencia social? Puede que reúna las características de un niño con altos niveles de sensibilidad.

Por: Nancy Villarreal

Hábitos que tienen los niños altamente sensibles(Especial Pexels)

Hábitos que tienen los niños altamente sensibles | Especial Pexels

Aunque se nos olvide a veces, los niños cuentan con una personalidad propia la cual van formando a lo largo de sus primeros años de vida y con las interacciones sociales que tienen. En muchas familias puede haber pequeños que son altamente sensibles, quienes están programados naturalmente para procesar y reaccionar a sus experiencias en el mundo de una manera más profunda. En Soy Carmín te decimos todo al respecto de esto.

Cualquier vivencia puede ser todo un reto para un niño que es más sensible que el resto; sus procesos de adaptación a las expectativas de los demás y los límites de la vida suelen ser mucho más complicados, por lo que la crianza de los hijos con esta característica puede ser tan asombroso como agotador para los padres. 

Puedes leer: Cómo mejorar la relación con tus hijos

La experta Claire Lerner, quien a lo largo de su carrera de 30 años ha trabajado con cientos de familias, ha encontrado hallazgos interesantes sobre cómo se puede motivar a los niños muy sensibles, además de que identificó los hábitos que tienen estos pequeños increíbles y que nos pueden ayudar a identificar si en casa tenemos uno. 

Tienen emociones extremas

Los niños con mucha sensibilidad suelen tener sentimientos y experiencias mucho más profundas que otros. Sus padres frecuentemente dirán que sus hijos son furiosos o demasiado extasiados, pues viven en extremo lo que sienten y eso puede llevarlos a quebrarse y estresarse, al grado de hacer exclamaciones irracionales. Las crisis intensas son comunes con ellos.  

Reaccionan fuerte a la información sensorial

Aquellas personas que son intensas a nivel emocional, también tienen más sensibilidad a la información sensorial que reciben. Es decir, reaccionan e interactúan con los sonidos, las imágenes, sabores, olores y texturas de una forma más intensa. Los niños sensibles pueden llegar a sentir temores irracionales a algunos espacios, rechazo a los olores o sabores desagradables. Pueden molestarse si lo que les gusta no está disponible. 

Generan fuertes conexiones con su entorno

Los pequeños muy sensibles son grandes procesadores, pareciera que sus cerebros nunca se detienen. Son buenos analíticos y se enfocan muy profundamente su atención al grado que pueden llegar a comprender bien lo que sucede a su alrededor y hasta las intenciones de las personas o la naturaleza de sus conversaciones. 

La crianza de niños sensibles puede ser complicada.
La crianza de niños sensibles puede ser complicada. / Especial Pexels

Necesitan tener el control

Al grado de ser inflexibles y rígidos en las situaciones que los rodean. Para poder controlar un mundo complicado para ellos, se crean ideas y expectativas bien fijas sobre cómo deberían ser las cosas para que su vida cotidiana sea manejable. Estas actitudes pueden ser vistas como manías que nuestros hijos tienen para molestar, pero son mecanismos personales de control del ambiente. 

Tienen poca tolerancia a la frustración y la corrección

Los niños altamente sensibles son perfeccionistas y les cuesta mucho trabajo perder. El hecho de no poder hacer las cosas como se los indica su mente y obtener resultados no satisfactorios, pueden ocasionarles pérdidas de control y sentimientos de fracaso. Y en el tema de las correcciones, estas pueden ser vistas por ellos como ataques personales y no como una guía, pero estas reacciones no son más que un mecanismo de protección de sus propias emociones. 

Puedes leer: Evaluna Montaner y Camilo enamoran en Premios Lo Nuestro a días de recibir a su bebé

Son temerosos y cuidadosos

Si tu hijo no reacciona muy bien ante situaciones nuevas, como el primer día de escuela o ir a una fiesta de cumpleaños, puede ser un niño muy sensible. Esto puede causarle mucha ansiedad y predisposiciones sobre lo que va a pasar. Esto puede ser muy abrumador para ellos pues representa una salida de su zona de confort; les cuesta trabajo separarse de sus padres aunque sea para hacer las actividades que más les gustan. 

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Nancy Villarreal

Nancy Villarreal

Periodista

Soy una comunicóloga mexicana de 31 años que está buscando encontrar el equilibrio y la felicidad en todos los aspectos de su vida. Apasionada de la redacción, la fotografía y la danza.

Ver más

Comentarios