Logo Soy Carmin
Gracias Dios por los buenos papás, ojalá fueran eternos.
Buena Vida

Gracias Dios por los buenos papás, ojalá fueran eternos

Este Día del Padre celebremos a los que dan todo por sus hijos, a los que reciben ese título de vida como un gran honor y a los que hasta su último suspiro se sienten honrados de ser llamados “papá”

Por: Brenda Colón

Gracias Dios por los buenos papás, ojalá fueran eternos.(Pexels)

Gracias Dios por los buenos papás, ojalá fueran eternos. | Pexels

Gracias Dios por los buenos papás, ojalá fueran eternos. Ahora celebramos el Día del Padre quiero que recordemos a esos padres que realmente hacen honor al título, a los que lloran con los logros de sus hijos, a los que dan gracias a la vida por el privilegio de ver crecer a ese pedacito de su corazón que llegó al mundo hasta convertirse en un hombre o una mujer de bien.

Yo lo recuerdo, recuerdo cuando mi bebé nació y la primera vez que mi esposo lo tomó en brazos, recuerdo cómo lo observaba y sin decir nada miraba al cielo dando gracias a la vida por el hijo que nos envió.

Leer más: Cómo responder a un hijo cuando pregunta por un padre ausente

A veces llegué a pensar que mi marido se preocupaba más que yo y sé que como él así hay muchos padres que nos observan, lo vi manejar con miedo cuando veníamos del hospital, ver al bebé mientras dormía para ver que estuviera respirando.

Sé que a veces tratan de hacerse los fuertes aunque la ternura les invada el corazón, a los que lo dan todo para que nada falte no solo en casa sino el corazón de esos hijos que tanto aman.

Gracias Dios por esos papás que desafían al cansancio por tener un momento más con sus hijos, a los que hacen como que todo está bien para que los niños no se preocupen, a los que nos enseñan a creer que todo es posible y que ahí están para apoyarnos, para cuidarnos.

Dios, te damos gracias por esos papás que aunque quizá no tuvieron esa figura paterna o tuvieron un papá que no supo demostrar amor decidieron escribir una historia diferente, te doy gracias por esos papás que aunque quizá no conocieron a quien le dio la vida demostraron el amor que podían dar, un amor limpio e infinito, un amor sin medida.

A todos los padres inolvidables 

Querido Dios, también te doy gracias por esos papás que llegaron después, los que tal vez no nos dieron la vida pero sí nos permitieron nacer en su corazón, los papás que tomaron ese rol por gusto y no por obligación, los papás de corazón que aunque no llevamos su sangre se sienten orgullosos de llamarnos hijos e hijas. 

Gracias Dios por los buenos papás, ojalá fueran eternos. Pexels
Porque los papás con corazón de oro sí existen.

No olvidemos a los papás que ya se han ido, a los que nos dejaron un hueco en el corazón con su adiós y que se hacen presentes en nuestra risa, en nuestra forma de hacer las cosas, en las memorias, en las lágrimas del recuerdo, a los papás que les llevamos flores porque en vida nos dieron lo mejor de la vida con sus abrazos, con sus palabras de aliento, con sus bromas tan suyas. 

Ser papá es un privilegio que muestra la verdadera fuerza del corazón de un hombre, que muestra su propósito y la capacidad de amar más allá de él mismo con todo el corazón, es una prueba de vida que le hace enfrentar sus peores miedos y que por más difícil que sea la batalla, sabe que siempre valdrá la pena. 

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Brenda Colón

Brenda Colón

Redactora Web

Estudié la Licenciatura de Comunicación en UABC Tijuana, además cuento con una Maestría en Mercadotecnia y Medios Digitales por parte de UNID. Antes de llegar al maravilloso equipo de Soy Carmín, fungí como Community Manager de diversas empresas en Tijuana y jefa de redacción en diversos medios. Actualmente me apasionan temas como la maternidad, crianza infantil, las series de televisión, las películas y las novelas, además de las celebridades también me encanta escribir sobre pareja, inteligencia emocional, amor propio, vestidos, maquillaje, realeza, estudios curiosos, remedios caseros y salud, además de noticias de interés general.

Ver más

Comentarios