Buena Vida

Frases que hieren profundamente el ego de tu pareja

Ten cuidado con tus palabras, podrías lastimarlo por no pensar antes de emitir algo que no quieres.

Por: Jazmi­n Lopez

FOTO: Unsplash

FOTO: Unsplash

El lenguaje es poderoso pero sobre todo, la forma en que se dice. Cuando tienes una discusión con tu pareja, seguramente, lo primero que notas es que el tono de voz se eleva más de lo normal y, en ocasiones, emites palabras que lo hieren profundamente ya que te dejas llevar por el coraje. Hoy te diremos cuáles son algunas de ellas y cómo evitar caer en esa incómoda situación que podría llevarlos a la ruptura.

¡No te soporto!

Esta es una de las frases más hirientes para tu pareja. Declarar que te resulta insoportable, quiere decir que no es digno de formar parte de tu vida, ya que no es una persona con la que congenias en ningún sentido. Este tipo de expresiones, generan que la pareja entre en una especie de estancamiento emocional que lo único que hará es distanciarlos cada vez más. 

Amenazas o prohibiciones

Si quieres que el respeto sea un factor que identifique a ti y a tu pareja, entonces nunca lo amenaces ni le prohíbas cosas. En muchas ocasiones, la salida más fácil de una mujer cuando tiene una discusión con su pareja es decir frases como "esto se acabó", "ya no quiero seguir contigo", pero, en realidad, lo dice para que su pareja se sienta 'amenazada' y trate de solucionar la situación.

La mayoría de las veces, la mujer espera a que él se atribuya toda la culpa cuando, en realidad, es ella quien la tiene. Sin embargo, debes tener en cuenta que ante una discusión, no se deben buscar culpables, sino soluciones. Las amenazas solo harán que tu pareja pierda credibilidad en ti; ya que a la próxima que lo digas, no lo tomará en serio y creerá que es uno más de tus 'berrinches'.

Ofensas

Los adjetivos ofensivos solo buscan hacer sentir mal a la otra persona. Decir palabras como "perro", "inútil", "estúpido" solo harán que el se termine enojando más y que la discusión suba de tono; ya que al emitir ese tipo de adjetivos, disminuyes, menosprecias y rebajas a la otra persona. Quien recibe estas palabras se siente lleno de ira mientras quien las emite, puede sentir culpa y arrepentimiento después.

Insultos a sus familiares

La familia es intocable, y cuando de discusiones se trata, lo mejor es no involucrarlos, ya que harán que las cosas empeoren. Frases como "eres igual de fracasado que tu hermano", "la comida de tu mamá es horrorosa comparada con la mía", son inaceptables y en caso de que emitas alguna de ellas, la bomba explotará. Al decir este tipo de frases, existe una fuerte evidencia de que quieres agredir a tu pareja de manera más intensa, pues sabes que meterse con su familia es algo grave. Referirse a la familia de una manera ofensiva, es de los peores que puedes cometer.

¡Cállate!

Nadie tiene derecho a callar a otra persona, es un acto totalmente inaceptable y más cuando te lo ordenan con un tono de voz elevado. Si en ese momento no te sientes bien para escuchar a tu pareja, pídele por favor que hablen en otro momento, cuando se encuentren más tranquilos. Si, por el contrario, le exiges a gritos que se calle, seguramente, él se enfurecerá más y no parará de hablar tan solo por el hecho de que tu le ordenaste que lo hiciera.

Es inevitable que tengas enfrentamientos con tu pareja de vez en cuando pero debes tener en cuenta que las palabras y las formas en que las dices, cuentan más de lo que crees. Evita emitir mensajes hirientes para tu pareja. Ante las situaciones adversas, traten de solucionar sus problemas hablando las cosas de manera tranquila sin subir el tono de voz y, mucho menos, optar por palabras que podían dañar su autoestima. Las buenas parejas solucionan los problemas buscando soluciones mediante el diálogo y la buena comunicación.

Temas

  • relaciones
  • palabras
  • amor
  • desamor
  • ruptura

Comentarios

Te puede interesar