Logo Soy Carmin
Frases de amor de Rayuela
Buena Vida

Frases de amor de Rayuela

La novela más famosa del escritor e intelectual argentino Julio Cortázar tiene para nosotras algunas frases de amor intensas y abstractas. Date un momento para disfrutarlas. 

Por: Nancy Villarreal

Frases de amor de Rayuela(Especial Pexels)

Frases de amor de Rayuela | Especial Pexels

La novela más famosa del escritor argentino Julio Cortázar está llena de frases sobre el amor, pero ese tipo de amor intenso, que a veces está destinado a ser para luego parecer que no será. Esta historia fantástica fue escrita en Europa, en París, Francia y fue publicada por primera vez en el año 1963. Rayuela se ha convertido en uno de los clásicos más queridos de la literatura en español y de Latinoamérica.

Resulta ser una obra maestra por el ingenio que mostró Cortázar al escribirla e incluso darle prácticamente dos tramas distintas. Si no sabes de lo que hablo, te invito a que leas este libro y sigas las indicaciones que este da para poder leerlo y entenderlo. Esta publicación forma parte del famoso boom latinoamericano, esa ola literaria y cultural que le dio fama mundial a los jóvenes escritores de nuestro continente. 

Julio Cortázar era uno de ellos. Se le ubicaba como un hombre por demás intelectual y de pensamiento abstracto, que llevó un estilo de vida bastante romántico y bohemio. Gran parte de su vida la pasó en la capital francesa, la que se convirtió en su lugar predilecto y donde sus días estuvieron destinados a terminar, el 12 de febrero de 1984. 

Además de la novela, fue un talentoso contador de cuentos, los cuales puedes encontrar en muchas compilaciones que se han hecho de su obra. Te presentamos las mejores frases de Rayuela, novela de Julio Cortázar, la más famosa y genial.

Puedes leer: Frases de amor de Orgullo y Prejuicio

Frases de amor de Rayuela

 "Como no sabías disimular me di cuenta en seguida de que para verte como yo quería era necesario empezar por cerrar los ojos".

"Música, melancólico alimento para los que vivimos de amor".

"Y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y los ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios".

"Oh mi amor, te extraño, me dolés en la piel, en la garganta, cada vez que respiro es como si el vacío me entrara en el pecho donde ya no estás".

"¡Oh corazón mío, no te levantes para testimoniar en contra de mí!".

"Cada vez iré sintiendo menos y recordando más, pero qué es el recuerdo sino el idioma de los sentimientos, un diccionario de caras y días y perfumes que vuelven como los verbos y los adjetivos en el discurso".

"Solo viviendo absurdamente se podría romper alguna vez este absurdo infinito".

"Amor, ceremonia ontologizante, dadora de ser".

"Procuremos inventar pasiones nuevas, o reproducir las viejas con pareja intensidad".

"Pobre amor el que de pensamiento se alimenta".

"Total parcial: te quiero. Total general: te amo".

"Para vos la operación del amor es tan sencilla, te curarás antes que yo y eso que me querés como yo no te quiero".

"Cuando los amigos se entienden bien entre ellos, cuando los amantes se entienden bien entre ellos, cuando las familias se entienden bien entre ellas, entonces nos creemos en armonía. Engaño puro, espejo para alondras. A veces siento que entre dos que se rompen la cara a trompadas hay mucho más entendimiento que entre los que están ahí mirando desde afuera".

"Probablemente de todos nuestros sentimientos el único que no es verdaderamente nuestro es la esperanza. La esperanza le pertenece a la vida, es la vida misma defendiéndose".

"Andábamos sin buscarnos, pero sabiendo que andábamos para encontrarnos".

"Amor mío, no te quiero por vos ni por mí ni por los dos juntos, no te quiero porque la sangre me llame a quererte, te quiero porque no sos mía, porque estás del otro lado, ahí donde me invitás a saltar y no puedo dar el salto, porque en lo más profundo de la posesión no estás en mí, no te alcanzo, no paso de tu cuerpo, de tu risa, hay horas en que me atormenta que me ames".

"…el amor juega a inventarse, huye de sí mismo para volver en su espiral sobrecogedora, los senos cantan de otro modo, la boca besa más profundamente o como de lejos, y en un momento donde antes había como cólera y angustia es ahora el juego puro, el retozo increíble, o al revés, a la hora en que antes se caía en el sueño, el balbuceo de dulces cosas tontas, ahora hay una tensión, algo incomunicado pero presente que exige incorporarse, algo como una rabia insaciable".

 "Lo que mucha gente llama amar consiste en elegir a una mujer y casarse con ella. La eligen, te lo juro, los he visto. Como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio".

"Pero lo malo del sueño no es el sueño. Lo malo es eso que llaman despertarse…".

"Hacíamos el amor como dos músicos que se juntan para tocar sonatas".

Puedes leer: Frases de Charles Bukowski sobre el amor y más

"Nos queríamos en una dialéctica de imán y limadura, de ataque y defensa, de pelota y pared".

"Tomá. Sabés, es tan difícil decirte: Te quiero. Tan difícil ahora. —Si parecería que a mí me das la copia con papel carbónico".

"La felicidad tenía que ser otra cosa, algo quizá más triste que esta paz y este placer, un aire como de unicornio o isla, una caída interminable en la inmovilidad".

"Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja".

"No se puede querer lo que quiero, y en la forma en que lo quiero, y de yapa compartir la vida con los otros. Había que saber estar solo y que tanto querer hiciera su obra, me salvara o me matara".

"No puede ser posible que estemos aquí para no poder ser".

 

 
Síguenos en

Temas

Comentarios