Logo Soy Carmin
Esto fue lo que hice por hacer feliz a mi hijo
Buena Vida

Esto fue lo que hice por hacer feliz a mi hijo

Era Navidad, mi hijo y yo solos, no tenía dinero y él le pidió un regalo a Santa...

Por: Jasiel Armenta

Esto fue lo que hice por hacer feliz a mi hijo

Esto fue lo que hice por hacer feliz a mi hijo

El diciembre pasado pasaba por un momento muy triste, la empresa para la que trabajo estaba por declararse en quiebra, yo tengo ya 7 años trabajando para ella, 7 que son los de mi bebé, soy madre soltera debido a que mi ex nunca se quiso hacer cargo y pidió que abortara, al instante lo mande a volar.

Sigue leyendo: "No estás deprimida, estás distraída"

El año pasado también me tuve que cambiar de casa y meter a mi bebé a una nueva guardería, porque mi trabajo cancelo la que nos ofrecía a las madres que laboraban para la empresa, razón por la que estaba muy ajustada de dinero, tenia que ver la manera de hacer rendir mi dinero.

¿Puede ser esto mas dramático? O sea porque tuvo que pasarme todo en vísperas de navidad, ¿qué karma estoy pagando? ¡No entiendo! No le hago daño a nadie, solo me dedico a mi trabajo y a cuidar de mi hijo las horas que puedo convivir con el, en fin, hay cosas que nunca tendrán explicación.

Sin embargo, mi historia no termina aquí, mi hijo me pidió un juguete que vio en la TV, sinceramente a veces no entiendo porque caímos en el juego de la navidad, pero es lo que celebramos y sinceramente no me quiero ver como un grinch u ogro, me encanta la navidad pero no en esas circunstancias.

Sigue leyendo: 20 regalos de Navidad de última hora

¿Como le explicas a un niño de 7 años que “Santa” no tiene dinero para regalarle lo que anhela? No hay forma de que lo entienda y no quiero arruinarle la ilusión, días antes de noche buena, creo que todos me veían con la cara desencajada, me preguntaban mucho sobre que me pasaba.

Le comente a una compañera sobre mio situación y se corrió la voz, no soy una top model, pero cuido mi cuerpo, así que tengo varios compañeros que me invitan a salir, pero no he aceptado con ninguno porque mi prioridad es otra, no estoy cerrada al amor, pero no en estos momentos.

Total, en la posada de la empresa, mi jefe y yo nos topamos en el estacionamiento, me saludo muy cordial y me comento que supo sobre mi situación, la cual quería ver de que manera me ayudaba, me dijo que pasara a su oficina al día siguiente, a lo que yo le conteste que si, lo haría.

Sigue leyendo: "Atrapa Madres": el cinturón que controla mamás en Navidad

Al día siguiente, al terminar todos mis pendientes, como en eso de las 7 de la noche, fui a la oficina de mi jefe, toque y me dijo ¡pasa!, entre y me comento, “te estaba esperando, pensé que no me habías creído cuando te dije que quería ayudarte” yo le respondí -Estaba ocupaba, pero aquí estoy y se lo agradezco mucho- el apresuradamente se levanto y me dijo, -Toma asiento- a lo que yo rápidamente le hice caso, tenia mas de 9 horas en tacón del 11, cuando me senté, mi jefe empezó a decirme.

-Nunca he tenido ninguna queja de ti, al contrario, me encantaría saber de que manera podría ayudarte, estoy a tus ordenes- yo muy nerviosa y avergonzada le comente lo que estaba pasando sobre mi situación económica a lo que el se paro de su escritorio, paso por atrás de mi y cerro la puerta hablando y diciendo – Me complace mucho poder ayudarte, mira que tanto- a lo que yo voltee muy curiosa de “que tanto lo emocionaba” y me lleve una extraña sorpresa.

Al voltear a ver a mi jefe, estaba con su pene súper erecto y por fuera de su traje carisimo, yo me quede paralizada y no sabia que hacer, a lo que el se acerco y me dijo tócalo, pídele a Santa tu deseo y te lo complaceré.

Es extraño decirles que en ese momento tenia una mezcla de sentimientos, rabia, coraje, vergüenza, humillación, pero al mismo tiempo me excitaba ser sometida, pero dentro de todo en mi cabeza estaba la imagen de mi hijo sin su regalo, a lo que mi cuerpo reacciono y me hinque, el resto es historia.

 

 

Solo puedo decirles que a mi casa si llego Santa Claus, mi hijo fue muy feliz, aunque yo tuve que tragarme literal, mi orgullo, mi pena y todo lo demás, se que muchas me juzgaran, se que muchas buscaran la manera de poder solucionar sin llegar a lo que hice, pero solo espero que nunca pasen por esto, que nunca se sientan acorraladas entre necesidad, amor y deseo, porque algo muy dentro de mi provoco que me excitara muy fuerte al ser sometida por mi jefe bastardo.

Esto te podría interesar:

Temas

  • Carta
  • Navidad
  • Madre soltera
  • Acoso
  • Hijo

Comentarios

TE RECOMENDAMOS