Logo Soy Carmin
Enséñale a tu hija a ser independiente, es el mejor regalo que le puedes hacer.
Buena Vida

Enséñale a tu hija a ser independiente, es el mejor regalo que le puedes hacer

La independencia les da a las niñas seguridad, confianza y libertad. Pero fomentarla no es sencillo, sobre todo cuando los padres optan por el "enfoque de crianza para pasar el día". Para revertir esto, hoy te compartimos cinco prácticas para tener niñas independientes.

Por: Alicia Kelsey López Medina

Enséñale a tu hija a ser independiente, es el mejor regalo que le puedes hacer.(Especial: Instagram.)

Enséñale a tu hija a ser independiente, es el mejor regalo que le puedes hacer. | Especial: Instagram.

Valerse por sí misma, tener confianza en sí misma y ser libre. Esos son algunos de los beneficios que brinda la independencia, motivo por el que es importante fomentarla desde la niñez. Para lograrlo, hoy nos enfocaremos en cómo puedes enseñarle a tu hija a ser independiente, ya que es el mejor regalo que le puedes hacer.

En las últimas décadas se han dado cambios con respecto a los derechos de la mujer. Pero la misma Organización de las Naciones Unidas ha expuesto que la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas son “tareas” e incluso “constituye el mayor desafío de los derechos humanos del mundo”.

Te puede interesar: Hábitos que necesitas para ser una mujer más independiente

Y esto prioriza implementar acciones que ayuden a las niñas a ser independientes, ya que mediante ella se abrieran camino para transitar con seguridad y confianza en un mundo que aún no respeta su totalidad humana. Al ser independientes, las pequeñas sabrán que pueden hacer cosas por su cuenta, pero sobre todo tener logros que pueden hacer una diferencia en sus vidas y en las de otras personas.

Pero la independencia suele ser difícil de forjar en la niñez por dos motivos, indica Today’s Parent: muchos padres tienden a sobreproteger a las menores para evitarles “dificultades” y también suelen vivir con urgencia por la falta de tiempo, evitando que las niñas hagan las cosas por su cuenta porque implica tiempo.

La psicóloga Jeanne Williams explica que esto sucede porque los padres usan el “enfoque de crianza para pasar el día”, que consiste en actuar en “el ahora” y “ya” para salir del paso, descartando los efectos a largo; en este caso, permitir que las pequeñas vivan un proceso a su propio ritmo porque están aprendido para que en un futuro sean independientes.

Sin embargo, la especialista no critica a los padres, ya que la falta de tiempo es una realidad por todas las actividades que mamá y papá tienen que hacer; sin embargo, los anima a cambiar ese enfoque por acciones que beneficiarán a las menores; en concreto, comparte cinco consejos para forjar la independencia en las niñas:

1. Integrarlas en las actividades. Es necesario que los padres tomen conciencia de que las niñas van creciendo y eso les permite hacer más y nuevas cosas. Pero esto no sucederá si consideran que no pueden hacer las cosas, de modo que lo urgente es alentar a las pequeñas a integrarse a las actividades, lo cual también las ayudará a sentirse seguras.

2. Encontrar oportunidades. Siempre hay que localizar qué actividades ya pueden hacer las niñas, y lo mejor es hablar del tema con ellas para que expongan su opinión, lo cual es una manera de fomentar el diálogo, la toma de decisiones y la autonomía. Después de hacer este análisis y llegar a acuerdos, se puede tener una lista de las actividades definidas para llevarlas a la práctica paulatinamente.

Enséñale a tu hija a ser independiente, es el mejor regalo que le puedes hacer. UNSPLASH.

3. Antelación y precaución. Hay que reprogramarse para comenzar las actividades antes de lo habitual para que las niñas tengan ese tiempo a su favor; por ejemplo: si demoran 10 minutos cepillándose el cabello, en lugar de levantarse a las 9 de la mañana, estén de pie a las 8:50 a.m. Y aunque las pequeñas actúen con calma, hay que respetar su espacio; en dado caso, se puede ofrecer ayuda, pero sin cruzar esa línea.

4. Adiós a la perfección. Las niñas están en pleno desarrollo y no harán las cosas como mamá y papá las hacen, y eso está bien porque ellas actúan de acuerdo con sus habilidades. Vivir con la frustración de que las cosas pueden hacerse mejor dañará la relación y afectará a ambas partes, pero más a las menores porque inconscientemente se les está diciendo que su esfuerzo no vale la pena, que no son suficientemente buenas.

5. Negociar. La independencia va de mano con la responsabilidad y eso puede generar que las niñas no sean tan partícipes, así que la clave es negociar; por ejemplo, mamá o papá lavarán los trastes y ellas ayudarán a poner la mesa o mamá y papá doblarán los vaqueros y ellas las blusas; de esta forma, igual se fomentan la comunicación y el trabajo en equipo.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Alicia Kelsey López Medina

Las letras se volvieron mi refugio cuando tenía 12 años; con el paso del tiempo, mi amor por ellas creció y aquí estoy. Escribir me ha permitido colaborar con diferentes medios como el Diario de Yucatán, El Universal, Novias Pashá y Yo amo los zapatos. Mediante este noble trabajo puedo escribir desde notas humanas hasta moda; sin embargo, para mí, lo más importante es ser un canal para darles voz a quienes no son escuchados.

Ver más

Comentarios