Logo Soy Carmin
El fármaco para evitar infectarse de VIH existe
Buena Vida

El fármaco para evitar infectarse de VIH existe

Se conoce como PrEP, la terapia profiláctica para evitar la transmisión de este virus a las personas sanas.

Por: Gisselle Acevedo

El fármaco para evitar infectarse de VIH existe

El fármaco para evitar infectarse de VIH existe

En el mundo a diario se lucha contra el VIH. En la edición XXI de la Conferencia Internacional de Sida de Durban nació la esperanza de controlarlo; te preguntaras ¿cómo?, pues ni más ni menos que con la difusión de lo que se conoce como PrEP, la terapia profiláctica para evitar la transmisión del VIH a las personas sanas.

Según información de el diario El País, la Sociedad Internacional del Sida (IAS, por sus siglas en inglés) la considera una de las patas fundamentales para acabar con la epidemia de aquí a 2030, que es la meta que se ha puesto la comunidad internacional dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La presidenta electa de la IAS, Linda-Gail Bekker, asegura que para esa fecha tres millones de personas deberían seguir el tratamiento profiláctico. Se refiere a los colectivos más vulnerables a la infección (trabajadores sexuales, hombres homosexuales, transexuales, presos, personas que se inyectan drogas), ya que no es un fármaco indicado para toda la población.

Actualmente el nombrado tratamiento antirretroviral solo llega a unos 17 millones de personas, en el 2000 alcanzaba a poco menos de 700.000.

Lo anterior se debe a que el PrEP lleva pocos años disponible. La Agencia Estadounidense del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó la Truvada —el nombre del fármaco que se usa hoy— en 2012, tras los ensayos clínicos satisfactorios.

A penas en la Conferencia de Vancouver de 2015 se pusieron sobre la mesa nuevas evidencias a favor de este tratamiento, obtenidas de entre un mayor número de población. En Durban, las pruebas de su efectividad siguen aumentando. Se han presentado varios estudios que vienen a respaldar las ventajas del PrEP en la población con prácticas de riesgo. Uno de ellos muestra que entre parejas serodiscordantes, si el portador de VIH toma ARV y el que no lo es se medica con PrEP, el riesgo de infección es virtualmente nulo.

Los estudios también vienen refutando uno de los temores que existían en torno a esta estrategia: el aumento de otras enfermedades de transmisión sexual. En los experimentos no se han recogido tales incrementos.

Con la evidencia de efectividad y seguridad en los individuos suficientemente contrastada, ahora queda comprobar si es útil para la salud global, es decir, para reducir la transmisión del virus a escala planetaria. “Es el momento de que pasemos de la prueba a la práctica”, afirmó la presidenta electa de la IAS, Linda-Gail Bekker.

El PrEP no se basa solo tomarse una píldora. Es parte de una estrategia de prevención de las infecciones que incluye test de VIH, monitoreo de la salud, seguimiento de posibles complicaciones y efectos secundarios, asesoramiento médico..

Hasta la fecha solo un puñado de países ha aprobado el uso del PrEP. El primero fue Estados Unidos, donde, según Scott McCallister, de Gilead Sciences (la farmacéutica ha desarrollado Truvada), se ha pasado de menos de 10.000 usuarios en 2012 a 79.000 en 2015. También han comenzado ya ha distribuirlo en Canadá, Sudáfrica, Australia, Perú y Kenia. En la mayoría de Europa está en estudio y previsiblemente su comercialización será inminente. En Francia comenzaron a hacerlo como prueba hace unos meses.

Con información de El PAÍS. 

 

 

Temas

Comentarios

Te puede interesar