Buena Vida

El egoísmo es la clave para la felicidad y esto lo demuestra

¡El prejuicio del egoísmo debe ser derribado! La doctora Marisa Navarro explica por qué.

Por: Jazmi­n Lopez

Unsplash

Unsplash

Muchos atribuyen al egoísmo negatividad debido a que algunos piensan que comportarse de tal manera, nos hace "malas personas". Que siempre debemos pensar en los otros antes que en nosotros mismos. ¿Pero qué pasaría si las cosas no fueran así? Que nuestro bienestar fuera primero que el de otra persona.

Esa es una teoría que la doctora Marisa Navarro, máster en Gerontología y Salud por la Universidad de Alicante y especialista en Trastornos del Sueño por la Universidad Complutense de Madrid. En su libro 'El efecto tarta', nos da claves para ejercitarnos en el 'egoísmo positivo'. 

"Aquello que tú no te des, no te lo va a dar nadie, y aunque te lo den otros, si tú no te lo has dado antes, o no te va a llegar o no lo vas a poder sentir en su plenitud.

En definitiva, si tú no te quieres, el amor de los demás o no te llega o lo hace con dificultades", explica la especialista. Es por ello, que el egoísmo se convierte en la clave de la felicidad.

Unsplash

Cómo comenzar con la práctica

La doctora Navarro nos propone cinco preguntas para empezar a prestarnos la atención que necesitábamos desde hace años:

  • ¿Qué es lo que yo quiero?
  • ¿Qué es lo que a mí me gusta?
  • ¿Qué es lo que a mí me sienta bien?
  • ¿Qué es lo bueno para mi vida, mi salud y mi bienestar en todos los sentidos?
  • ¿Qué necesito? (una pregunta que nos interpela más allá de lo básico).
Unsplash

A pesar de que no son preguntas simples, debes comenzar a planteártelas, ya que de acuerdo al libro de la especialista, pensar y cuidarte a ti misma antes que a nadie, es crucial para tu felicidad. 

"Si este abandono de ti mismo se mantiene en el tiempo, puedes desarrollar un trastorno de ansiedad, depresión e incluso enfermedades físicas", expone en su libro.

El hecho de que cuides tu persona antes que la de otros, hará que tu bienestar incremente y así poder tener mejores relaciones interpersonales sin importar a quién te diriges. Estarás tan bien contigo misma que irradiarás energía positiva. 

Unsplash

No obstante, habrá muchas personas que se alejarán de ti, debido a que, en cierta medida, se sentirán 'sometidos' o te considerarán una persona 'egoísta' (en el sentido negativo). Pero quienes se alejen, no serán necesarios en tu vida, ya que no estaban contigo por lo que eres, sino por lo que ellos querían que fueras.

Recuerda que no estamos hablando de que sea 'bueno' o 'malo', sino de mantener una energía luminosa hacia nosotras mismas. Esto funciona como el amor: no puedes amar a otras personas si no te amas a ti misma primero: 

"Ten en cuenta algo, y es que los que se queden y acepten ese cambio en ti, y los que no sólo lo acepten, sino que lo aprecien, son las personas que merece la pena que se queden en tu vida", asevera la autora.

Unsplash

El hecho de que te enfoques en ti misma antes que en alguien más, no significará que vayas a perder el equilibrio en tu vida, sino todo lo contrario. La doctora Navarro dio una entrevista para la revista Elle, y expresó lo siguiente:

"Querernos, cuidarnos y atender nuestras necesidades, hace que estemos alegres y felices, nos convierte en personas más creativas, y eficientes, y genera la mejor versión de nosotros mismos, y eso es lo que tendremos para dar a los demás", dijo.

Unsplash

En el texto, la especialista da a conocer diversas técnicas con las cuales podrás comenzar desde ya. ¡Y hoy te diremos cuáles son!

  • ¿Estás lista para transformar tu vida? Deja de lado los prejuicios que la sociedad se ha encargado de adjudicarle al egoísmo. Abre tu mente y explora otros horizontes para que te percates que el bienestar personal es el mejor método para tu felicidad.

Elige tus pensamientos

Indudablemente, los pensamientos son regidos por nosotras mismas. Tú eliges si piensas en comida o en relajación, tú eliges si piensas en tomar té o café. En ocasiones, nosotras somos quienes creamos nuestros malestares, nuestros antojos. Debes aprender a manejar tus pensamientos y pensar positivo.

Unsplash

Trátate bien

Desde lo que piensas sobre ti hasta lo que emites. Jamás expreses cosas como: "qué tonta soy", "no sirvo para nada", "es que no tengo talento". Para llevar a cabo este proceso, es importante que te trates con respeto.

Si aún no encuentras tu pasión, no pares hasta encontrarla, quizá te faltan terrenos por explorar. Recuerda que cuando haces lo que te apasiona, la felicidad llega a tu vida automáticamente. 

Fluye viviendo el presente y solo el presente

¿Sigues pensando en lo que fue o en lo que pudo haber sido? ¡Esos pensamientos solo obstruyen tu vida emocional, espiritual y presencial. Aprende a vivir el momento. No te enfoques en el pasado o en el futuro. Irónicamente, hemos "vivido" o mejor dicho, sobrevivido de esa manera por muchísimo tiempo.

Es por ello, que la mayoría de las personas están enfocadas en lo que se convertirán el día de "mañana", ¿y el día de hoy qué eres? ¿cómo serías si este fuese el último día de tu vida? ¿estarías pensando en lo que harás mañana?

Deja de causarte daño pensando o preocupándote por cosas que todavía no suceden o peor aún, que ya sucedieron.

Unsplash

Sé pacífica

No levantes la voz, expresa tus emociones y sentimientos a través del diálogo sustentado con argumentos. Discutir simplemente no vale la pena, así de fácil. 

Enamórate de tu "yo" infantil

¿Cómo son los niños? dicen lo que sienten en el momento preciso. Son creativos, empáticos, tiernos, no son prejuiciosos, sino curiosos. Todo eso porque aún no están lo suficientemente adoctrinados para actuar "bien" o "mal", sino que siguen sus instintos naturales.

Los niños siempre piensan en sí mismos antes que en nadie porque eso es lo que les brinda felicidad. Seguramente te has dado cuenta que antes de compartir, ellos son lo que prueban el pedazo de tarta, ¿verdad?

Y si es que no lo hacen, es porque tú misma le has inculcado que ofrezca antes de que de el primer bocado. Y no quiere decir que compartir esté mal; incluso es una de las mejores acciones que el ser humano puede tener. Pero a lo que nos referimos aquí, es que su instinto natural, es probarlo primero, pues eso le causa felicidad. Así que no tengas miedo de mostrar tu lado infantil en cuanto a bienestar propio. Atrévete a dar el primer bocado de tu tarta antes que los demás.

Unsplash

¡Actúa ya!

Es necesario salir de la zona de confort. Recuerda que todos tenemos una misión en este mundo y es importante que la encuentres. No vivas de manera pasiva. No te conformes, no te rindas, no creas que no tienes habilidades especiales.

Tú eres especial por el hecho de ser única. Atrévete a actuar, a encontrarte. "La acción despierta la emoción", explica el texto.

Así que no vivas pensando que ser egoísta es "bueno" o "malo", simplemente debes modificar el tipo de energía que tienes hacia ti misma. El egoísmo positivo te ayudará a encontrar la felicidad. ¿Te atreverás a comenzar con este proceso?

Temas

  • bienestar propio
  • felicidad
  • egoísmo
  • doctora Marisa Navarro

Comentarios

Te puede interesar