Buena Vida

El desayuno perfecto tiene cuatro fases

Sin embargo, también hay opciones para quien no tiene tiempo

Por: Norma Portillo

Foto: Vivisaludable.com

Foto: Vivisaludable.com

El desayuno es considerado la comida más importante del día, ya que proporciona la energía necesaria para comenzar la jornada diaria.

Los estudios realizados índican que el desayuno debe ser sano y equilibrado al contener las calorías necesarias de una manera ligera y completa. Es por ello que para iniciar el día es recomendable comenzar con:

Un vaso de agua para activar el metabolismo e hidrate el inicio del día, si no te gusta tomar agua en ayunas porque sientes asco o simplemente no se te antoja, puedes añadir limón, naranja u hojas de manta o albahacar para darle un sabor diferente.

Después de esto es hora del aporte energético, para ello consume hidratos de carbono con bajo índice glucémico lo puedes encontrar en dos cucharadas de granola, contienen poca grasa, fibra y energía.También puedes consumir dos rebanadas de pan con tomate en trozos, un chorrito de aceite de olivo.

Con el objetivo de fortalecer los músculos, dos trozos de jamón ibérico, un huevo cocido o dos rebanadas de pechuga de pavo.

Un vaso de leche desnatada, té, café o cacao bajo en grasa o yogurt natural de soya. También puedes consumir fruta, trata de consumirla entera porque además de llenar más aporta fibra. La fruta más recomendable es el plátano, las uvas o los higos, ya que aportan energía y no contienen muchas calorías.

Si no se tiempo para hacer este tipo de desayuno, basta con dos rebanadas de pan integral con pavo o una cucharada de miel. Añade a tu desayuno dos cucharadas de semillas de sésamo, como aporte de calcio, un jugo de naranja o cualquier otro cítrico y si te da hambre a media mañana consumir frutos secos sin sal como nueces, almendras o arándanos para el aporte de energía y disminuir el apetito.

Esto te puede interesar:

Temas

  • mujer
  • salud
  • desayuno
  • energía

Comentarios

Te puede interesar