Logo Soy Carmin
El autismo en hijos podría ser causado por la contaminación del aire
Buena Vida

El autismo en hijos podría ser causado por la contaminación del aire

En estudios sobre el autismo se determinó que las mujeres expuestas a niveles altos de material partículado fino durante el embarazo, concretamente durante el tercer trimestre de gestación, tienen hasta dos veces más riesgo de tener un niño con autismo

Por: Aline Ordaz

El autismo en hijos podría ser causado por la contaminación del aire(Foto: Unsplash)

El autismo en hijos podría ser causado por la contaminación del aire | Foto: Unsplash

En estudios sobre el autismo se determinó que las mujeres expuestas a niveles altos de material partículado fino durante el embarazo, concretamente durante el tercer trimestre de gestación, tienen hasta dos veces más riesgo de tener un niño con autismo que las madres que viven en áreas con bajos nieveles de material particulado fino.

El autismo según su definición es un trastorno agudo del desarrollo que afecta la capacidad de comunicarse y de interaccionar. La variedad y la gravedad de los síntomas del autismo pueden variar, pero los síntomas más comunes son la dificultad para comunicarse, la dificultad con las interacciones sociales, los intereses obsesivos y los comportamientos repetitivos.

Puedes leer: Autismo: señales que los padres deben conocer para saber si su hijo lo padece

Según un estudio en autismo, realizado por de la Escuela de Harvard de Salud Pública (HSPH) en Estados Unidos y publicado en Environmental Health Perspectives, los investigadores comentan que el riesgo es lineal a la exposición, es decir, cuanto mayor es la exposición mayor es el riesgo. También se conoce que el trastorno del espectro autista afecta al sistema nervioso

El diagnóstico temprano del autismo y la terapia conductual, educativa y familiar pueden reducir los síntomas y brindar apoyo para el desarrollo y el aprendizaje. De acuerdo con el portal especializado en salud Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, existen varios tipos de Trastorno de Espectro Autista (TEA).

Datos sobre el autismo aportan un apoyo adicional importante para la hipótesis de que la exposición materna a la contaminación del aire contribuye al riesgo de los trastornos del espectro autista, manifestó Marc Weisskopf, profesor asociado de epidemiología ambiental y ocupacional y autor principal del estudio. 

Los científicos identificaron a 245 niños que fueron diagnosticados con trastorno del espectro autista (TEA) y un grupo de control de mil 522 niños sin TEA durante el periodo de tiempo analizado. Determinaron que la exposición a las partículas finas contaminantes en el aire, como el polvo o el humo duplican el riesgo de que el niño cuando nazca sea autista.

Estudios anteriores sobre el autismo habían sugerido que, además de factores genéticos, la exposición a contaminantes ambientales en el aire, en particular durante el embarazo y la vida temprana, podían aumentar el riesgo de autismo. Este estudio se centró específicamente en un período concreto del embarazo, el tercer trimestre.

En 2007, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró, por unanimidad, que cada 2 de abril se celebrará el Día Mundial de Concientización sobre el Autismo con el fin de poner en relieve la necesidad de ayudar a mejorar las condiciones de vida de los niños y adultos que padecen este trastorno.

Puedes leer: Cuando el príncipe William sea rey sí dará entrevistas

Si bien el tratamiento puede ayudar, el autismo no tiene cura, puede durar años o toda la vida, además es sumamente importante aclarar que el autismo requiere diagnóstico médico. Es poco probable que se requieran análisis de laboratorio o estudios de diagnóstico por imágenes, un psiquiatra o un psicólogo infantil, un neurólogo pediátrico o un pediatra del desarrollo, podría ayudar a hacer una evaluación.

Temas

Comentarios