Logo Soy Carmin
El amor termina cuando se marchita tu dignidad.
Buena Vida

El amor termina cuando se marchita tu dignidad 

No importa si no lo dices, el corazón siempre sabe cuando ha llegado el final y tu dignidad no está en juego por nada ni por nadie 

Por: Brenda Colón

El amor termina cuando se marchita tu dignidad.(Pexels)

El amor termina cuando se marchita tu dignidad. | Pexels

El amor termina cuando se marchita tu dignidad, cuando has hecho todo y la otra persona se da por vencida en lo que pudo ser, cuando demuestra que no estuvo a tu altura y solo estuvo aprovechándose de ti.

Tu dignidad es sagrada, es tu valor, es lo que crees de ti, la fuerza que te permite lograr lo que sea y brillar a pesar de cualquier tempestad, por ello nunca está en juego por nada ni por nadie, una mujer vale más que la palabra de un hombre, está hecha de magia, de luz, de amor y de fuerza. 

Y es que nos llenamos de ilusiones, de sueños, de lo que sabemos que es posible, pero no siempre encontramos a alguien que sueñe como nosotros, a los hombres los hacen crecer amarrándoles las alas y por eso muchas veces intentan robar las nuestras, intentan que nuestro brillo no los opaque y no tenemos tiempo para algo así.

Te puede interesar: No esperes a que él decida amarte, si no lo hizo antes no lo hará después

Y es por eso que hoy quiero recordarte con esta carta de amor lo mucho que vales, recordarte que nada ni nadie puede detenerte cuando lo has decidido, vales más que ser un plato de segunda mesa, vales más que ser lo último en su vida, vales más que pasar todo un día esperando una llamada o un mensaje cuando tú siempre debes estar en primer lugar.

Una mujer no ruega por amor, pues el hombre que realmente la ama siempre hace lo posible por estar presente, por demostrar su amor, siempre tiene tiempo para ella, demuestra su atención de una forma y otra, pueden tener desacuerdos pero nunca la hace dudar de lo que siente por ella.

Un hombre no vale más que tu dignidad

Ningún hombre te hará feliz si debes rogarle para que no se vaya, si te mantiene despierta pensando en dónde y con quién está, si se trata mal y luego llora pidiendo perdón diciéndote que no volverá a ocurrir solo para ser peor contigo.

Ningún hombre te hará feliz si dejas de creer en ti para ser su sombra, para aceptar como verdad todo lo que te diga, tu corazón no miente ni acepta engaños y aunque trates de poner buena cara, aunque te mientas diciendo que esto es temporal y que todo estará bien, sabes cuando las cosas ya no van a funcionar, el amor se ha marchitado y tu dignidad está en juego.

La única que puede defender tu dignidad eres tú, la única que puede recuperarse cuando un hombre te falla eres tú, la única que puede pelear sus batallas y surgir de las cenizas como un Fénix eres tú porque cuando te han quitado hasta el miedo ya no tienes más que perder y el único camino posible es hacia arriba, hacia la cima, hacia tu mejor versión. 

Te puede interesar: Cosas que una mujer fuerte no acepta jamás por dignidad y por amor propio

El amor termina cuando se marchita tu dignidad, ese es el momento en donde te vas, no esperas a que él lo haga, no esperas a que cambie, no esperas nada de él, solo decides tú y eliges lo que sea mejor para ti porque cuando él falló, cuando él te lastimó, dejó de tener importancia y poder en tu vida, entiendes que estarás mucho mejor sin él.

Disney+ tiene lo que tú y tus hijos necesitan, suscríbete