Logo Soy Carmin
El amor no es suficiente para vivir feliz por siempre con tu pareja: psicólogo
Buena Vida

El amor no es suficiente para vivir feliz por siempre con tu pareja: psicólogo

Esa idea romántica de que el amor todo lo puede en algunos casos nos lleva a tolerar lo insoportable, los expertos nos explican los limites del amor

Por: Laura Alarcón

El amor no es suficiente para vivir feliz por siempre con tu pareja: psicólogo(Pexels)

El amor no es suficiente para vivir feliz por siempre con tu pareja: psicólogo | Pexels

El amor no es suficiente para vivir feliz por siempre con tu pareja: psicólogocon frecuencia llegamos a confundir el amor con sacrificio, creemos que el estar casados nos compromete a soportarlo todo. Mujeres, dejar que el otro decida por ti se encuentra muy lejos de lo que es el amor verdadero. 

Por años nos han dicho que el matrimonio debe durar para siempre, pero en ocasiones lo que debería ser el paraíso se convierte en un infierno. La incompatibilidad con nuestro compañero de vida puede volvernos infelices por el resto de nuestra vida. Si detectas que la magia acabó, termina la relación por lo sano.

Debemos aprender a reconocer que somos humanos y que en ocasiones nos equivocamos al momento de elegir a nuestra pareja, es mejor admitir el error y marcharte a tiempo, en lugar de seguir intentando una conexión imposible. 

Es enloquecedor cuando tratas de forzar al amor pero no experimentas la confianza y la seguridad necesarias para que la relación prospere. Esta seguridad emocional es esencial para una relación íntima exitosa.

Ingredientes de seguridad emocional

Cuando nos encontramos emocionalmente seguros, nos sentimos relajados internamente con una persona. Nuestra guardia está baja y nuestros escudos no suben cuando interactuamos. Nos sentimos libres de ser auténticos, lo que incluye expresar nuestros sentimientos sin temor de ser juzgados.

En una  investigación del psicólogo John Gottman sobre el éxito matrimonial, uno de los factores que conduce a relaciones problemáticas es la actitud defensiva. Nos defendemos de los sentimientos dolorosos que pueden lastimar nuestro corazón si somos culpados, juzgados, avergonzados o rechazados. 

Lo anterior construye una barrera emocional que no permite que nuestros sentimientos puedan salir libremente para expresarnos con nuestra pareja. El problema es que esta actitud es el resultado la conducta de nuestro ser amado. 

Puedes amarlo pero si ya no confías en él es complicado volver a intentarlo. 

Cuando tomamos una postura a la defensiva suele ser porque nuestra pareja nos ha agredido tanto que necesitamos protegernos y por ello nos portamos distantes y hasta nos bloqueamos para no sentir y es justo ahí donde se pierde la conexión emocional, tan necesaria en una relación íntima. Puedes amarlo pero si ya no confías en él es complicado volver a intentarlo. 

Con información de: Psychology Today.

TE RECOMENDAMOS