Logo Soy Carmin
Foto: Unsplash
Buena Vida

Mujer de 40, la edad perfecta para ser quien quieras ser

Que los años no te consuman. 

Por: Itzel Fernández García

Foto: Pexels

Foto: Pexels

Generalmente tanto a hombres como a mujeres, nos causa un poco de pavor el hecho de que los años se nos noten a kilómetros y creemos que pasando los 30 el tiempo cobra factura y es que biológicamente comenzamos a cambiar y nuestra piel ya no es la misma, comienzan a hacerse visibles las líneas de expresión y la fuerza de la gravedad nos hace cada jugada que nos saca de quicio. 

Incluso la columnista de opinión y autora del libro "There Are No Grown-Ups: A Midlife Coming-of-Age Story” señaló en dicha publicación cómo fue ese periodo de transición de los 30 a los 40 y la forma en la que pudo lograr consolidarse y aceptar que la edad no es impedimento para ser feliz y que la receta secreta consiste en la manera de ver la vida. 

Recordó una anécdota muy curiosa en la que en la cual al entrar a una cafetería en Paris, inmediatamente la llamaban ‘Mademoiselle’ que en español significa ‘señorita’, sin embargo, esa situación cambió cuando cumplió 40 años y ahora la llamaban ‘Madame’ que es ‘señora’. 

Ese sencillo cambio la desconcertó, así justamente como nos sucede a todas las mujeres cuando por primera vez escuchamos que alguien nos dice ‘Señora’, ese sentimiento de confusión, enojo o incertidumbre porque creemos ya nos vemos muy grandes, también le ocurrió a la escritora. 

Foto: Pexels

Y es que tal parece que el tema de la edad sigue causándonos muchos conflictos porque queremos ser eternamente bellas, pero tranquilas porque no todo es malo, los años que tengas los debes aceptar con dignidad y amor, total nunca será demasiado tarde para hacer todo lo que tú quieras. 

Así que cuando te digan señora, en lugar de enojarte, muéstrate amable y no te ofendas, más bien presta atención a la forma en cómo te siente tú, si es que tu espíritu ya no es el mismo porque eres lo que proyectas. 

La columnista añade que ese proceso de cambio es una nueva etapa de la vida la cual se debe asimilar porque hasta ella describe lo que su hija le dijo mientras la observaba ya que le había preguntado si realmente estaba vieja. 

“Mami, no eres vieja, pero definitivamente ya no eres joven”, señala. 

Luego entonces, se preguntó en qué momento las mujeres dejamos de ser jóvenes, pues precisamente para los que están en su plena juventud refieren que los 40 es la edad en la que uno ya empieza a ser viejo, pero eso es absurdo pues quienes pasaron esa edad dicen que efectivamente se sintieron viejos pero con el paso de los años se dieron cuenta que estaban en su mejor época pues para muchos fue el comienzo de su propia vida porque justamente comenzaron a vivir. 

“Una persona de 40 años tiene un 50 por ciento de posibilidades de vivir hasta los 95 años”, según el economista Andrew Scott. 

Entonces podemos determinar que los 40 son una edad clave para la vida del ser humano pues investigaciones cerebrales demuestran que durante los 40, algunas de estas tareas son más difíciles y por eso luego nos cuesta un poco de trabajo memorizar, porque nuestro cerebro simplemente va un poco más lento. 

No obstante también tiene ventajas porque aunque nuestra memoria no sea la mejor, la capacidad de procesar la información es mucho mejor debido a la experiencia, conocimientos y madurez, por eso las decisiones que tomemos son mucho más acertadas. 

En este tenor, la neurociencia moderna y la psicología confirman lo que Aristóteles dijo hace más de dos mil años cuando describió a los hombres en “la madurez” afirmando que ya no tienen demasiada confianza, ni demasiado miedo, sino que están bellamente dispuestos para ambas situaciones. 

¿Es una buena etapa?
Sí, en la vida hay altas y bajas y llegar a los 40 su único defecto radica en la memoria o poder de concentración, pero en los demás aspectos todo marcha excelente porque es una etapa en la que comienzas a sentirte plena y prestas más atención a tus necesidades, digamos que estás en el clímax de tu vida pues tienes ingresos sólidos, si fuiste madre ya no requieres de ser la sombra de tus hijos, te preocupas por tu persona y eso siempre es bueno. 

Y si de vanidad hablamos el uso del bótox no te parece algo descabellado pues incluso piensas que no es nada malo si es que te pones un poco para que tú luzcas mucho mejor porque te lo mereces y tomas conciencia de que tu esfuerzo personal y profesional han valido la pena, no temes a atreverte a hacer las cosas por miedo al qué dirán ya que fingir no va contigo. 

El hecho de llegar los 40 te ayuda a poner los pies sobre la tierra y a dejar de imaginar esa vida ideal, más bien vives realmente tu vida a plenitud y con responsabilidad, es decir, en las cenas de navidad ya no solo vas comer, más bien, ya eres la persona que cocina los alimentos para disfrutarlos en familia, ahora acudes a esas juntas que tantas veces te perdiste porque debías cuidar al máximo tu trabajo. 

Pamela Druckerman dice que esta etapa no es nada sencilla pero en pocas palabras, la define como la mejor porque llegar a los 40 te convierte en una persona sabia, independiente, decidida, capaz de lograr todo lo que se proponga porque darse por vencida no es una opción, son tenaces y siempre podrán dar buenos consejos y apoyo a sus seres queridos porque los años vividos no pasan en vano. 

Así que vive a plenitud cada etapa de tu vida, porque en tus manos está la oportunidad de trascender ya que el tiempo no regresa y pasa volando, motivo por el cual debes aprovechar cada segundo y tengas la edad que sea, siempre saca a relucir tu seguridad porque es tu mejor carta de presentación. 

Temas

  • Mujer madura
  • mujer decidida
  • cumplir 40
  • 40 años
  • edad

Comentarios

Te puede interesar