Logo Soy Carmin
Dejar llorar a tu bebé hace que duerma mejor, según la ciencia
Buena Vida

Dejar llorar a tu bebé hace que duerma mejor, según la ciencia

Académicos afirman que los bebés duermen mejor si se les deja llorar y además mejoran su desarrollo en varios aspectos 

Por: Laura Alarcón

Dejar llorar a tu bebé hace que duerma mejor, según la ciencia(unsplash)

Dejar llorar a tu bebé hace que duerma mejor, según la ciencia | unsplash

Sabemos que dejar a tu bebé llorar por la noche suena imposible y hasta cierto punto cruel, pero existen varios expertos que aseguran que dejarlos llorar puede ayudar a los bebés a dormir mejor y crecer más felices. 

Seguramente ya habías escuchado este consejo pero a la hora de llevarlo a la práctica te resultaba bastante complicado, pero ahora tenemos sustento científico que respalda esta teoría. EL libro Cribsheet, escrito por  Emily Oster, se presentan los beneficios de dejar que los pequeños llorar, basándose en varias investigaciones. 

"En los estudios de investigación en los que se invita a los padres a usar esta técnica y a otros no, descubrieron que, en promedio, después de aplicar la técnica de llanto controlado, los bebés duermen mejor", comentó Osten a The Daily Mail.


Cómo funciona el llanto controlado 

No vayas a creer que esto se trata simplemente de dejar que tu bebé llore hasta quedarse dormido, eso sería como un infierno para ti y para él. Los expertos en la técnica aconsejan que acomodes a tu bebé en su cuna y salgas del cuarto. Si comienza a llorar, espera cinco minutos antes de entrar para consolarlo. Luego sal de la recamara de nuevo.

Si tu bebé vuelve a llorar, repite el proceso, espera dos minutos más cada vez antes de regresar para consolarlo. Recuerda la primera vez espera cinco minutos, la segunda siete minutos, la tercera nueve minutos, la siguiente once minutos, etc. Se trata de que los intervalos sean cada vez más largos, así el pequeño aprenderá que no acudirás corriendo a él cuando llore. La idea es que aprenda a dormir solo y que no use el llanto como una herramienta de control. 

Es todo un reto para ti

Los expertos son honestos, esto no va a funcionar en un día, es un entrenamiento, requiere tiempo, quienes han aplicado la técnica señalan que empieza a funcionar después de los tres días. Pero la primera noche siempre resulta un reto y muchos papás no logran soportarlo.

Los especialistas señalan que además de ayudar a los bebés a dormir más tranquilos, esta técnica los enseña a ser menos dependientes lo que a la larga tiene múltiples beneficios en su desarrollo psicosocial.

 

TE RECOMENDAMOS