Logo Soy Carmin
Cuatro formas de autosabotaje en que puedes estar cayendo sin darte cuenta
Buena Vida

Cuatro formas de autosabotaje en que puedes estar cayendo sin darte cuenta

El autosabotaje puede manifestarse en formas que quizá no nos damos cuenta, porque lo hacemos inconsciente; hoy en Soy Carmín te platicamos más sobre este tema

Por: Diana Miriam Alcántara Meléndez

El autosabotaje es obstaculizarse uno mismo su propio camino hacia una meta, objetivo o logro. Usualmente lo hacemos inconscientemente, inventando obstáculos o hasta auto-manipulándonos. Es cuando el miedo o la indecisión nos paralizan y nos convencemos con argumentos creados por nosotras mismas de por qué no seguir adelante.

Caemos en él para mantenernos dentro de nuestra zona de confort, en lo conocido y previsible, o como un mecanismo de defensa con el que de alguna forma reaccionamos para intentar evitar dolor o sufrimiento, sin que realmente sea una garantía de que vayamos a conseguir esto.

Puedes leer: Canciones que celebran la importancia del amor propio

Las causas, según explica la psicóloga por la Universidad de Valencia, Isabel Rovira Salvador, pueden ser variadas pero estas señas dejan una huella invisible en la personalidad y el carácter que se manifiestan a veces inesperadamente, interfiriendo con el crecimiento sobre todo emocional de alguien. Las causas que ella menciona son:

  • Tener problemas para priorizar los objetivos
  • Falta de autocontrol
  • Falta de motivación o altas presiones durante la infancia
  • No saber realmente qué es lo que se quiere conseguir
  • Baja autoestima
  • Falta de seguridad en uno mismo
  • Creencias limitantes de que la persona no merece el propio éxito
  • Objetivos impuestos por terceros
  • Temor al fracaso
  • Temor al cambio y salir de la zona de confort
  • Conflictos internos
  • Temor a no estar a la altura de las expectativas de los otros
Cuatro formas de autosabotaje en que puedes estar cayendo sin darte cuenta
Cuatro formas de autosabotaje en que puedes estar cayendo sin darte cuenta. FOTO: Unsplash

La persona que se autosabotea no se acepta y tiene miedo a confrontarse, dice la experta, sobre todo ante situaciones que implican responsabilidad y cambio. Esto se manifiesta en temor, inseguridad, falta de autocontrol y de autoconfianza.

Parte importante de enfrentar esto es dándose cuenta de que lo hacemos, lo que no siempre ocurre dado que el autosabotaje sucede muy inconscientemente. Hay que actuar consecuentemente al momento de decidir; para hacerlo con asertividad, e Isabel Rovira Salvador propone una autoevaluación, vigilando estas cuatro formas de autosabotaje en que caemos quizá sin notarlo.

No finalizar las cosas

No es bueno iniciar muchos proyectos y dejarlos a medias o sin terminar. El progreso viene del trabajo y el esfuerzo, de enfrentarse a la posibilidad de fracasar y levantarse de las caídas. Está bien equivocarse, pero además es muy bueno ser constantes.

Procrastinar

Dejar las cosas para después tampoco es nada positivo. Retrasar o postergar crea una sensación de frustración e insatisfacción. Hacer muchas cosas y no poder cumplirlas se vuelve una excusa; es mejor concentrase en lo que se hace, esforzarse y ser dedicado, ‘una cosa a la vez’.

Perfeccionismo

El perfeccionismo puede ser un escudo de protección que sirva para no avanzar. O bien se puede ver el perfeccionismo como una excusa para no animarse a hacer algo, o para retrasar aterrizarlo con pretextos de innecesarias revisiones y cambios. El mundo no es perfecto, pero eso es bueno.

Excusas

No enfrentarse a los cambios y riesgos es el motor del autosabotaje. Las excusas pueden venir de infinitas fuentes, la edad, la falta de tiempo, la falta de recursos y demás. No se trata de lograr imposibles, se trata de trazarse metas y esforzarse por alcanzarlas, derribando obstáculos si se presentan, no creando unos que en realidad, no lo son.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Diana Miriam Alcántara Meléndez

Creo por completo en el poder de la palabra escrita; es por eso que estudié comunicación y guionismo. Tengo un Master en Comunicación, Periodismo y Humanidades con especialidad en Narrativa Audiovisual de la Universidad Autónoma de Barcelona. Soy amante del cine, las series, la música, la cultura popular, la literatura, la moda y todo lo que tenga que ver con entretenimiento, curiosidades y aprender cosas nuevas. Siempre tengo un dulce en la bolsa, hay sin falta un libro en mi buró y no puedo vivir sin papel y pluma a la mano para apuntar nuevas ideas.

Ver más

Comentarios