Buena Vida

¡Cuando te fuiste te lo advertí y te gané!

Soy libre, fuerte y triunfadora

Por: Norma Portillo

Foto: Static.imujer.com

Foto: Static.imujer.com

Hace algunos años cuando me dijiste "me voy", así  nomás, sin previo aviso, me dejaste destrozada. Dentro de mí todo cambió, te dije te quedaras y me respondiste "todo ha terminado y quiero seguir mi camino".

Dentro de mi dolor, mi Ego salió a flote y mi yo interno, esa fiera salvaje que saca la casta cuando se siente acorralada abrió los labios para decir:

Me conoces y sabes que voy a salir adelante y ruega a Dios que mañana no necesites de mí"

El tiempo pasó y esa frase que dicha en su momento no encerraba nada más que furia, fue tomando forma y, poco a poco, me fui transformando, la oruga se convirtió en una linda mariposa, libre, hermosa, que se pavonea por donde pasa y que siente que no tiene límites más allá de los que ella se pone.

He llegado lejos y aunque no quiero verte en desgracia, siento un gran orgullo saber que soy capaz de hacer lo que me propongo, que incluso, he hecho más que tú en todos sentidos. La última vez que te vi, tu cara reflejaba angustia, tristeza y desesperación y yo di Gracias a Dios por no encontrarme en el lugar que ahora está la otra.

También me di cuenta que ahora eres tú el que me necesita y que esa advertencia que no era sino una frase hueca tomó sentido y se convirtió en mi estandarte que me ayudó a superarte y a creer en mí.

Esto te puede interesar:

Temas

  • mujer
  • infidelidad
  • engaño
  • advertencia
  • pareja

Comentarios

Te puede interesar