Buena Vida

¿Cuándo preocuparte por no quedar embarazada?

Fertilidad: Importante no agobiarte

Por: Norma Portillo

Generalmente cuando te casas deseas pasar un tiempo con tu pareja para disfrutarse mutuamente y terminar de realizar algunos planes pendientes, posteriormente deciden ser padres y empiezan a hacer la tarea, dejas de tomar anticonceptivos, pero no pasa nada. Las hojas del calendario van desapareciendo y la llegada del hijo empieza a esfumarse.

Y ya que la concepción se convierte en una cuestión de sociedad, empiezas a preocuparte que la madre naturaleza no te otorgue los mismos privilegios que a las demás mujeres que conoces.

Una pareja tarda aproximadamente 10 meses en concebir y para el 15 por ciento no es así, por lo que deciden consultarlo con el médico.

Existen diversos factores que impiden quedes embarazada como son la edad, problemas menstruales, estrés, enfermedades, etc. Es posible que no se deba a infertilidad, sino simplemente hipofertilidad.

El tiempo que transcurre entre la decisión de quedarse embarazada y el momento en el que se consigue varía entre 6 meses y un año de relaciones sexuales sin anticonceptivos en el caso de 9 de cada 10 parejas. De este modo, las posibilidades de conseguirlo dependen del ciclo menstrual de la mujer y el momento ideal sigue siendo el día anterior, el día de la ovulación y el día siguiente siempre que se tengan relaciones regulares, es decir, al menos 3 veces por semana.

Entre las causas para no poder embarazarte, en primer lugar, se encuentra la edad de la pareja. Pasados los 30 años, una mujer ya tiene menos posibilidades de quedarse embarazada. Entre los 35 y los 42 años, la fertilidad se reduce en un 50%, debido a una reducción de la cantidad y la calidad de los óvulos. Lo mismo sucede en el caso de la calidad de los espermatozoides, que se reduce un 1% cada año.

En caso de querer embarazarte y no conseguirlo consulta con tu ginecólogo para que realice los análisis para que detecte si existe algún problema en alguno de los miembros de la pareja. En función de los resultados, se determinará una estrategia terapéutica para procurar que la concepción se produzca. Cada caso es diferente y obliga a un tratamiento distinto, en función de las características de la pareja.

Es fundamental no agobiarse debido a la propia ansiedad, presión social o cualquier otro factor, para que te mantengas más receptiva y la concepción se dé y consigas quedar embarazada.

También te puede interesar:

 

Temas

  • mujer
  • embarazo
  • salud
  • bebé

Comentarios

Te puede interesar