Logo Soy Carmin
Cuándo no debes dejar a tus hijos usar aparatos electrónicos
Buena Vida

Cuándo no debes dejar a tus hijos usar aparatos electrónicos

El uso de la tecnología y dispositivos inteligentes es parte de la realidad presente, pero no hay que sostenerse en ellos para la crianza de los hijos; hoy te decimos cuándo no es bueno que los niños usen pantallas o aparatos electrónicos

Por: Diana Miriam Alcántara Meléndez

El uso de la tecnología es parte ya esencial de la vida, pero por ello mismo hay que acercarse con responsabilidad. Puede ser un auxiliar en la crianza de los hijos si pensamos por ejemplo en el contenido digital educativo, pero no se debe ni recaer en ella ni abusar de su uso.

Los niños necesitan ganar madurez física y emocional y para ello debe ponerse especial atención en las actividades que realizan. El uso constante de las pantallas o aparatos electrónicos puede traer efectos negativos para su desarrollo, pues les impide conectar con la realidad, con su entorno, explica el sitio Eres Mamá.

Puedes leer: Crianza positiva para limitar el tiempo en los aparatos electrónicos

Hay que enseñar a los niños a usar celulares, tabletas y computadoras de manera responsable. Estas son algunas situaciones en que no hay que permitirles usar aparatos electrónicos, para así evitar adicciones o problemas de conducta.

Antes de dormir

La luz de las pantallas o dispositivos inteligentes puede afectar los patrones de sueño y descanso. Para que haya un sueño reparador, no hay que dejar de usar los aparatos electrónicos un lapso de tiempo considerable antes de dormir, pues la pantalla mantiene su mente activa y alerta. Mejor es seguir una rutina relajante, como un baño y/o un cuento antes de ir a la cama.

A la hora de comer

Sea desayuno, comida o cena, la hora de los alimentos es momento de compartir. Hay que enseñar que hay lugar y tiempo para todo y la hora de la comida no está destinada para el aparato electrónico. La pantalla los distrae y así, le resta tanto a la importancia de la alimentación como de la convivencia familiar.

Cuándo no debes dejar a tus hijos usar aparatos electrónicos
Cuándo no debes dejar a tus hijos usar aparatos electrónicos. FOTO: Unsplash

Luego de un berrinche

Ante berrinches o enfados, hay que mantenerse firme de seguir las reglas. Si estamos enseñando a los hijos que sus acciones tienen consecuencias, tras un regaño, no puede seguirle un ‘premio’, que sería el uso de un dispositivo inteligente. Hay que dialogar y trabajar su inteligencia emocional, así que usar la Tablet, lap top o celular para que se calmen, no es una buena opción ni lección, pues lo aprenderán como chantaje.

Cuando están desmotivados

La pantalla puede ser un distractor instantáneo, un entretenimiento inmediato, pero no es bueno como una solución. El tiempo en pantalla puede ser tiempo perdido; por ello, si están desanimados, es mejor motivarlos a través de otras actividades que desarrollen sus capacidades, como un rompecabezas, el deporte, la lectura, los juegos de mesa u otros.

Te puede interesar: Beneficios de jugar a las adivinanzas con tus hijos

En los momentos de convivencia

Si es momento de jugar y convivir con otros niños, no es bueno que se arrinconen solos con sus aparatos. Necesitan la conexión humana y darse cuenta que se crece también del contacto con otros. Así mismo, ello aplica a la familia; si es momento de jugar en familia o de un paseo, que centren su atención en conectar con sus similares. Necesitan disfrutar su infancia y esto no sucederá si se pierden en el mundo virtual.

Puedes leer: Recomendaciones para un uso más responsable de las redes sociales

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Diana Miriam Alcántara Meléndez

Creo por completo en el poder de la palabra escrita; es por eso que estudié comunicación y guionismo. Tengo un Master en Comunicación, Periodismo y Humanidades con especialidad en Narrativa Audiovisual de la Universidad Autónoma de Barcelona. Soy amante del cine, las series, la música, la cultura popular, la literatura, la moda y todo lo que tenga que ver con entretenimiento, curiosidades y aprender cosas nuevas. Siempre tengo un dulce en la bolsa, hay sin falta un libro en mi buró y no puedo vivir sin papel y pluma a la mano para apuntar nuevas ideas.

Ver más

Comentarios