Logo Soy Carmin
Cosas que cambian cuando una mujer aprende a amarse de verdad.
Buena Vida

Cosas que cambian cuando una mujer aprende a amarse de verdad 

Cuando conoces el amor propio y por fin te aceptas tal y como eres, tu vida se vuelve más sencilla, divertida y fabulosa, los cambios son buenos y llegas a la mejor etapa de tu vida

Por: Brenda Colón

Cosas que cambian cuando una mujer aprende a amarse de verdad.(Pexels)

Cosas que cambian cuando una mujer aprende a amarse de verdad. | Pexels

Las cosas que cambian cuando una mujer aprende a amarse de verdad siempre resultan sorprendentes. Hay personas que aunque decían que te querían se molestan contigo, muestran sus verdaderos intereses y descubres que tu vida sería mejor sin ellas, pareciera que fueras una nueva tú, una que está decidida a tomar las riendas de su vida y no hay vuelta atrás. 

En este momento te sientes lista para comerte el mundo y está bien, ¡ha llegado tu momento! Todo lo que has vivido te ha dado grandes lecciones y estás iniciando una nueva etapa donde serás imparable

Leer más: Consejos para que una mujer fuerte confíe en sí misma

Las cosas cambian cuando una mujer aprende a amarse de verdad porque simplemente no tolera que no se le dé su lugar y seguro te identificarás con detalles como estos: 

Fe en tu misma

Cuando te amas crees en ti misma y en tu capacidad de lograr lo que sea. 

Haces una limpia de relaciones

Sí, filtras a tus amistades, tus seres queridos y hasta tus familiares con base a quién te respeta, te valora y sacas a los que no lo hacen. El problema no eres tú y no puedes ayudar a quien no se deja, está bien dejarlos ir. 

Formas vínculos seguros

Te sientes mucho más segura de las interacciones que tienes con otros, ya no te intimidan las personas o lo que hacen y reconoces sus virtudes sin sentirte menos.

Adiós a las comparaciones

Dejas de compararte con los demás porque entiendes que tienes un camino propio y es lo único en lo que debes enfocarte, reconoces que tu única competencia eres tú.

Aprendes a crear límites

Sí, marcas límites con las personas que se habían acostumbrado a hacer contigo lo que fuera, no es fácil pero cuando persistes lo logras. 

Dejas de buscar validación en los demás

Te sientes motivada a trabajar en ser la mejor versión de ti en lugar de buscar validación en los demás. 

Tus miedos se esfuman

Los desafíos no te asustan más pues sabes que siempre hay forma de superarlos, aprendes a ser paciente contigo misma

Eres fiel a tus decisiones

Comienzas a amar tus decisiones y no dejas que te manipulen o que te hagan dudar de tus pasos. 

Cosas que cambian cuando una mujer aprende a amarse de verdad. Pexels
Bienvenida a tu mejor etapa.

Deja de importante lo que otros piensen de ti

Estás tan segura de lo que decides que dejas de pensar en el qué dirán, de dar explicaciones y simplemente te mueves en tu propia dirección. No buscas complacer sino ser congruente con lo que quieres, lo que piensas y lo que sientes

Escuchas a tu intuición

Sí, es muy difícil que te afecte lo que otros piensan o dicen de tu porque escuchas a tu corazón, a tu propia voz y sabes que eso es lo más importante. 

Leer más: Mandamientos de una mujer fuerte para tener paz interior

Sabes darte a respetar

Sin ser grosera sabes hacer que respeten tu lugar, a que tu voz sea escuchada y dejas de ser invisible para muchos.

Atraes lo mejor a tu vida

La vida, el universo, Dios, te sientes llena de bendiciones porque todo se ha alineado con tu nueva actitud.

La soledad no te asusta

La soledad ya no es un problema, sabes disfrutar de tu propia compañía y amas esos momentos a solas porque disfrutas de paz, aprendes más de ti y lo que quieres en tu vida. 

Dejas de cuestionarte sobre si eres suficiente

Las dudas que tenías sobre ti se acaban, ya no dudas de que merezcas un mejor trabajo, un aumento de salario, el amor de una persona, sabes quién eres y lo mucho que vales, nadie te convencerá de lo contrario