Logo Soy Carmin
Consejos para tener una vida íntima placentera y satisfactoria
Buena Vida

Consejos para tener una vida íntima placentera y satisfactoria

Una vida íntima placentera y satisfactoria es fundamental para la estabilidad de cualquier relación de pareja. Sin embargo, la mayoría de las veces, la acción en la cama se convierte en un acto rutinario y monótono por lo que algunas parejas terminan haciéndolo con menor asiduidad

Por: Marisela Salazar

Consejos para tener una vida íntima placentera y satisfactoria(Fuente: Pexels)

Consejos para tener una vida íntima placentera y satisfactoria | Fuente: Pexels

Una vida íntima placentera y satisfactoria es fundamental para la estabilidad de cualquier relación de pareja. Sin embargo, la mayoría de las veces, la acción en la cama se convierte en un acto rutinario y monótono por lo que algunas parejas terminan haciéndolo con menor asiduidad.

Diversos estudios han demostrado que el 70 por ciento de las personas que inician el proceso de divorcio citan la falta de relaciones íntimas como la primera o segunda razón de la separación, por ello, especialistas advierten que la falta de acción en la cama es la amenaza más fuerte para el futuro de una relación amorosa.

Expertos comparten algunos consejos para tener una vida íntima placentera y satisfactoria:

Comunicación

La comunicación brinda confianza a la pareja, evita poner barreras, potencia los momentos de intimidad y ayuda a vencer los límites que han surgido por la falta de experiencia. Ambos miembros de la pareja deben saber lo que le gusta al otro, sus deseos y frustraciones, cuáles son sus zonas más erógenas y qué es lo que le produce más placer.

Actitud activa

Existen personas que mantienen una actitud de pasividad y esperan que sea la pareja quien tome la iniciativa, sin embargo, es importante que ambos miembros de la pareja se involucren en la búsqueda del placer. Ninguno debe sentir que carga con la responsabilidad del acto, deben tener el mismo nivel de implicación.

Seguir leyendo: Lo que debes evitar a la hora de la acción en la cama

Imaginación

La rutina suele ser el peor enemigo de la vida íntima de una pareja, provoca aburrimiento, insatisfacción y que haya cada vez menos acción en la cama. Cambiar de lugar, variar las posturas y explorar nuevas experiencias contribuye a tener relaciones íntimas con mayor asiduidad, más placenteras y satisfactorias.

Buscar tiempo para la intimidad

Esperar a acostarse por la noche y estar en la cama no es lo mejor para mantener una buena vida íntima porque muchas veces no se tienen ganas o se practica el acto con poco empeño y con el deseo de acabar pronto para poder descansar. Lo importante es hacer lo posible para encontrar momentos de intimidad a cualquier hora del día.

Seguir leyendo: Lo que mamá debe decirle a su hijo todos los días

Romanticismo

El romanticismo es uno de los mejores estímulos para mantener una vida íntima saludable. Las relaciones íntimas fortalecen el vínculo emocional entre la pareja y dejan de ser un acto físico al completarse con la expresión de emociones y sentimientos, lo que las hace aún más placenteras y satisfactorias.

Tiempo adecuado para los preliminares

Las mujeres suelen necesitar más tiempo para estimularse, por ello, es importante dedicar el tiempo necesario al jugueteo previo a las relaciones íntimas, pues en muchas ocasiones, no se alcanza el clímax porque el estado de excitación no es el adecuado. Las caricias, los besos o el uso de juguetes ayudan a lograr este objetivo.

Descanso y ejercicio físico

Dormir plácidamente y tener un descanso reparador es importante para disfrutar de una buena vida íntima debido a que el cansancio y el estrés son causas frecuentes de la pérdida de deseo y la falta de pasión. Pero además, el ejercicio físico facilita el relajamiento y favorece la estimulación.

Buena alimentación

Una dieta equilibrada es importante para gozar de buena salud pero también para mantener una vida íntima satisfactoria. La hipercolesterolemia, la hipertensión arterial o la diabetes pueden causar pérdida de deseo en ambos miembros de la pareja y la mejor forma de evitarlo es adoptar una dieta saludable y practicar ejercicio físico regularmente.