Logo Soy Carmin
Consejos para que tus hijos crezcan siendo felices
Buena Vida

Consejos para que tus hijos crezcan siendo felices

Siempre recuerda que tu hijo no es un adulto, es esencial que pueda vivir de manera plena su infancia. Tus hijos están hechos de sueños, trata sus alas con cuidado. Cuando te empeñas en llenar su tiempo de responsabilidades qué asumir y objetivos qué cumplir estás rompiendo un pedacito de sus alas.

Por: Marisela Salazar

Consejos para que tus hijos crezcan siendo felices(Fuente: Pexels)

Consejos para que tus hijos crezcan siendo felices | Fuente: Pexels

Siempre recuerda que tu hijo no es un adulto, es esencial que pueda vivir de manera plena su infancia. Tus hijos están hechos de sueños, trata sus alas con cuidado. Cuando te empeñas en llenar su tiempo de responsabilidades qué asumir y objetivos qué cumplir estás rompiendo un pedacito de sus alas.

Especialistas comparten algunos consejos para que puedas criar a tus hijos garantizándoles el trato, la atención y el cuidado que merecen, para que al crecer se conviertan en buenas personas y tengan sus esperanzas, sueños y anhelos presentes, pero lo más importante, para que crezcan siendo felices.

Evita compararlo con el resto

Cada vez que comparas a tu hijo con otros niños, provocas que él piense que prefieres al resto y empieza a perder confianza en sí mismo. Las comparaciones lo desalientan y lo hacen sentir inútil e inferior. Si quieres que tu hijo sea seguro de sí mismo, tenga una sana autoestima y sea feliz, no lo compares. Cada niño es único con sus talentos y sus debilidades.

Procura ser feliz

Tu hijo absorbe las emociones de su entorno sin la posibilidad de filtrar, por ello, debes solucionar los enfrentamientos con tu pasado que te impiden estar en paz y sentirte plenamente feliz. Es posible que cada vez que te enfurezcas con tu hijo, la auténtica motivación se oculte tras tu propia frustración y no en lo que tu hijo pudo haber hecho.

Haz que viva un ritmo diario armonioso

Para tu hijo, la rutina y sus pequeños rituales diarios son esenciales porque le ofrecen seguridad, lo orientan aún cuando todavía no tiene la noción del tiempo, le dan una sensación de límite en la que puede moverse con serenidad. Por ello, es importante que viva un ritmo diario armonioso.

Consejos para que tus hijos crezcan siendo felices

Obsérvalo y escúchalo

Mirar a los ojos a tu hijo le permite sentirse amado y bienvenido, procura mirarlo a los ojos cuando te dirijas a él y bájate a su altura cuando le hables cada vez que resulte posible. Es importante que le preguntes con frecuencia de qué forma se siente, al hacerlo, se sentirá escuchado y aprenderá a observar sus sentimientos y emociones. 

Mantén su autoestima sana

La mayoría de las veces, los padres minan la seguridad de sus hijos desde temprana edad sin saberlo. Acepta a tu hijo tal y como es, eso lo ayudará a sentirse seguro, fuerte y capaz. Sé rebosante al comunicarle a tu hijo lo mucho que lo amas y lo fantástico que es ser su madre. Con el pasar del tiempo irá forjando sus sueños y tu deber es impulsarlo a perseguirlos.

Consejos para que tus hijos crezcan siendo felices

Dedícale tiempo de calidad

Es mejor dedicar algunas horas del día en completa presencia a tu hijo que un día entero de hastío y frustración. Procura estar cerca de él y observarlo mientras juega, escúchalo hablar y reir, diviértete a su lado, porque esos instantes de su infancia quedarán por siempre en su memoria y en tus recuerdos.

Consejos para que tus hijos crezcan siendo felices

Presta atención a sus temores

Recuerda que tu hijo aún no tiene la madurez interna para entender lo que le amedrenta. Burlarse de él cuando está preocupado por algo o tiene algún temor no le ayudará a trascender sus miedos. Es muy importante que te cerciores de que absolutamente nadie lo ridiculice en el entorno en el que se desenvuelve. Y ayúdalo a solucionar sus miedos mostrándole de qué forma hacerlo.

Sé su ejemplo

Tu hijo aprende con el ejemplo y con la imitación, por ello, debes evitar la imposición forzada de reglas. Ten presente que cada regla impuesta lo proyecta temprano a un modo adulto no conveniente para su edad. Si deseas que aprenda o colabore con las tareas del hogar, siempre debes implicarlo a través del juego y ser su ejemplo a seguir.