Logo Soy Carmin
Consejos para no sobreproteger a tus hijos
Buena Vida

Consejos para no sobreproteger a tus hijos

Los padres deben ser guía y apoyo para sus hijos, pero eso significa cuidarlos y quererlos, no sobreprotegerlos; hoy en Soy Carmín, algunos consejos para no caer en esto

Por: Diana Miriam Alcántara Meléndez

Los padres querrán cuidar y proteger a sus hijos por instinto natural; quieren lo mejor para ellos, que se desarrollen y crezcan felices, dándoles las herramientas para que encuentren el éxito y se forjen un futuro lleno de satisfacciones y bienestar.

Pero parte de la educación y crianza de los hijos también es permitirles autonomía, que encuentren confianza y en ello madurez. Deben aprender a afrontar el mundo y a lidiar con sus emociones, resolver problemas y perseguir sus metas. Nadie puede hacerlo por ellos y mucho menos los padres.

Puedes leer: Cómo apoyar a los hijos en la transición de la niñez a la adolescencia

En sus primeros años de vida, dependen mucho de ti, pero hay que aprender a dejarlos ir, a tomar su vuelo, guiando siempre, apoyándolos, pero dando el espacio a los hijos para abrirse su propio camino.

Si los padres no hacen esto y los hijos desarrollan un apego extremo, de adultos podrían llegar a existir inseguridades y dificultad para enfrentar las situaciones de la vida; personas quizá inmaduras, necesitada de apoyo, afecto y atención, lo que podría afectar su socialización, desarrollo y desempeño.

Es importante aprender a relacionarte y vincularte con tus hijos; que sean autónomos, no dependientes, dice el psicólogo Rafael Guerrero; hay que atender sus necesidades emocionales, pero fomentando autoestima y autonomía. El experto comparte varios consejos para lograrlo.

Aprende a gestionar tus propias emociones: Si queremos enseñarles a los hijos a reaccionar con madurez y sobrellevar las emociones, debemos ser capaces de hacerlo también y dar el ejemplo primero.

De los errores también se aprende: La lección es de las más importantes sobre todo en la infancia y la adolescencia. Está bien equivocarse, si nos levantamos de las caídas y entendemos que toda experiencia es también aprendizaje.

Los niños deben sufrir moderadamente con sus padres: El mejor lugar para aprender es el hogar. Habla con ellos y descubran qué es sentir tristeza, alegría, frustración o satisfacción, por ejemplo. Compartan, comuníquense y enséñales a responder a estas emociones.

Cuidado con favorecer excesivamente la autonomía: Hay que enseñarles de autonomía, pero no hay que descuidarlos. No significa tampoco que los empujemos a hacer todo solos, sin pensar en los demás o nunca pedir ayuda, sino a ser capaces de reconocer un problema y su mejor solución, con iniciativa, pero solidaridad.

Consejos para no sobreproteger a tus hijos
Consejos para no sobreproteger a tus hijos. FOTO: Unsplash

Empatía ante todo: La empatía es una cualidad muy importante que inculcar en los hijos. Que sean personas felices, humildes, solidarias y sensibles. Para que lo entiendan, debes poner el ejemplo, que vean que tú actúas así, sobre todo con ellos.

Tolerancia a la frustración: Es muy importante aprender a sobrellevar emociones ‘negativas’ como la frustración. Es natural sentir esta reacción ante un tropiezo, la clave es cómo reaccionamos, gestionamos y aprendemos del hecho.

La profecía autocumplida: Hay que asumir con honestidad las expectativas que tenemos respecto a los hijos. Ellos son su propia persona y tomarán sus decisiones y hay que respetarlas, no obligarlos o empujarlos a cumplir lo que tú quieres para ellos, pero además, con metas que sepamos son realistas, para ayudarles a alcanzarlas basándose en lo posible, no lo imposible.

Confianza: Los niños se adaptan, crecen, absorben lo que viven y lo que ven. Hay que entender que pueden enfrentar diversas emociones. También hay que animarlos y demostrarles que los valoramos y así apoyamos esta lección de seguir adelante; de que querer es poder, trazando metas para lograrlo, pero que requieren esfuerzo.

Establece límites claros: La reglas son importante para que tanto niños como adultos entendamos las barreras del contexto. A veces, hay cosas que no se pueden hacer y hay que asumirlo con buena actitud. También, es importante decir ‘no’ sin poner condiciones, cuando algo simplemente no se puede hacer.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Diana Miriam Alcántara Meléndez

Creo por completo en el poder de la palabra escrita; es por eso que estudié comunicación y guionismo. Tengo un Master en Comunicación, Periodismo y Humanidades con especialidad en Narrativa Audiovisual de la Universidad Autónoma de Barcelona. Soy amante del cine, las series, la música, la cultura popular, la literatura, la moda y todo lo que tenga que ver con entretenimiento, curiosidades y aprender cosas nuevas. Siempre tengo un dulce en la bolsa, hay sin falta un libro en mi buró y no puedo vivir sin papel y pluma a la mano para apuntar nuevas ideas.

Ver más

Comentarios